Cientos se unen a fiesta Corpus Christi en Santo Dgo Este

HOY_003915906

Fray Arístides Jiménez Richardson, arcipreste de la zona pastoral oriental sur de la Arquidiócesis de Santo Domingo, afirmó ayer ante cientos de católicos que celebraron el Día de Corpus Christi que los líderes de las tinieblas de este tiempo son los que usan la mentira como instrumento de progreso, la corrupción, el engaño, el fraude. Los que difaman y ensucian a los demás, son líderes de las tinieblas, denunció y los que están en el fraude y las drogas.

El mensaje con motivo del “Jueves de Corpus” fue proclamado luego de una larga procesión en Santo Domingo Este (SDE), que partió de la avenida Charles de Gaulle con carretera coronel Fernández Domínguez (San Isidro) hasta llegar al parque de la urbanización Italia, donde cientos de feligreses se unieron a la celebración religiosa, con la presencia de siete sacerdotes de la zona, diáconos, religiosos y monjas.

Jiménez Richardson, párroco de la iglesia Inmaculada Concepción de la urbanización Italia, en Santo Domingo Este, y coordinador nacional de la Pastoral Penitenciaria, proclamó que la corrupción es la vida de los líderes de las tinieblas. No entienden el mensaje de la luz, porque su vida es la corrupción, es dañar, es destruir.

“Y encontramos esos falsos líderes de las tinieblas en nuestros barrios, en nuestras urbanizaciones, residenciales, callejones peatonales, caminos y campos. ¿Están o no están? ¡Sí!, respondió la multitud que recorrió más de cuatro kilómetros de trayecto, adultos, jóvenes y niños, para juntarse en comunión eucarística.

La tradicional procesión y la liturgia solemne del cuerpo y la sangre de Cristo celebra el misterio de que Jesús ha querido quedarse en forma de pan y vino.

Miembros de las 15 parroquias de la zona sur, la mayoría en núcleos de familia, abarrotaron el parque desde temprano, para colocarse debajo de la gran carpa y deleitarse con un coro de niños que elevaba cánticos que hacían doblar las rodillas en oración y calmar los corazones más enfurecidos.

Al lema de “viva Cristo”, con aplausos y júbilo, le dieron la bienvenida a la misa a los representantes de las iglesias San Ignacio de Antioquía, San Juan Crisóstomos, Beato Juan XXIII, San Francisco de Sales, María Madre del Salvador, San Isidro, Epifanía del Señor, María Madre de Dios, Santa María Reina, Divino Niño Jesús, San Simón Apóstol, Candelaria, San Isidro, Nuestra Señora de las Mercedes y San Agustín.

La procesión fue protegida por un cordón policial y de agentes de tránsito.

El sacerdote de San Ignacio de Antioquía de Hainamosa, el boliviano Erick Cuchallo, destacó la fortaleza de la concentración, que celebró con alegría y acompañó a la corte con el Santísimo.