Cierra votación para sustituir a dos alcaldes presos por protestas en Venezuela

VENEZUELA-ELECTION-SAN CRISTOBAL

SAN CRISTÓBAL, Venezuela. Las mesas electorales cerraron este domingo en San Cristóbal y San Diego (oeste y norte de Venezuela), ciudades que votaron para elegir a los sustitutos de los alcaldes opositores destituidos y encarcelados, acusados de permitir la violencia en las manifestaciones contra el gobierno de Nicolás Maduro.

En San Cristóbal, fronterizo con Colombia y cuna de las protestas, unos 208.000 votantes debían elegir entre Patricia Gutiérrez, la esposa del destituido Daniel Ceballos, candidata de la coalición opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD), y Alejandro Méndez, un abogado de 33 años abanderado del gubernamental Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Una de las particularidades de estos comicios es que Méndez no puede votar por él mismo porque está inscrito como elector en otra alcaldía del estado de Táchira, del cual San Cristóbal es capital.

En San Diego (estado de Carabobo), donde unas 60.000 personas estaban llamadas a las urnas, Rosa Brandonisio de Scarano, esposa del alcalde preso Enzo Scarano, se enfrentó al candidato del chavismo, Alexis Abreu.

Ceballos y Scarano habían ganado con holgura las elecciones municipales del pasado diciembre (con 67% y 75,24% de los votos), pero el Consejo Nacional Electoral (CNE) convocó a nuevas elecciones para este domingo después de que en marzo fueran condenados a un año y a diez meses de prisión, respectivamente, por su supuesta responsabilidad en las peores protestas que ha enfrentado Maduro en su primer año de gobierno.

La cercanía de las pasadas elecciones y el hecho de que ambos municipios sean de tradición opositora hizo que las esposas de los detenidos, Patricia de Ceballos y Rosa de Scarano, figurasen como grandes favoritas tras una campaña que ha despertado poco interés nacional e incluso local.

Pero para el analista Carlos Casanova estos comicios no pueden verse como un termómetro para medir el apoyo nacional de los electores al chavismo o a la oposición, ni como un referendo a la gestión de Maduro. “Estamos en dos municipios altamente opositores, por lo que sólo servirán para que la oposición reflexione sobre sus relaciones con su propia base de acuerdo con los resultados”, dijo Casanova a la AFP.