Cierran dos horas una playa de Nueva Jersey por falsa amenaza de bomba

pld

Una playa de Brigantine, en el estado de Nueva Jersey, en el noreste de Estados Unidos, fue evacuada este sábado por la Policía y tuvo que permanecer cerrada durante unas dos horas debido a una amenaza de bomba que resultó ser falsa, tras lo que las autoridades permitieron de nuevo el acceso al público.

“La playa de Cove fue cerrada por el BDP (Departamento de Policía de Brigantine) después de que se recibiera una amenaza de bomba. La Policía ha determinado que la playa es segura y está reabierta. Gracias por su cooperación”, transmitió la agencia a través de la red social Nixle.

De acuerdo al portal local NJ.com, uno de los agentes encargados de revisar las pertenencias del público que acude a este espacio de recreo natural encontró una nota que avisaba de un dispositivo explosivo enterrado en la arena, lo que desató la alarma.

El alcalde, Andy Simpson, dijo al medio Press of Atlantic City que cuando los agentes “llegaron a trabajar, allí había una nota y decía que en la playa había una bomba”. No está claro dónde fue hallada la nota, pero el gestor de la ciudad, Jim Bennett, descartó que hubiera sido encontrada en la arena, según indica ese medio.

De acuerdo al alcalde, la ciudad permite que entre 300 y 400 vehículos accedan a esa playa durante el verano, por lo que en el momento de la evacuación el público se situaba entre 500 y 1.000 personas.

La Policía evacuó la playa por precaución y una docena de efectivos de esa ciudad, de la vecina Hamilton Township, del condado de Atlantic County y del estado estuvieron investigando asistidos por perros especializados en la detección de bombas.

Tras la investigación, finalmente determinaron que no había ningún dispositivo y en torno a las 13.30 hora local (17.30 GMT) volvieron a abrir al público el lugar.

El alcalde expresó a los medios locales durante las pesquisas que esperaba que fuera un bulo “o alguien que no pudo llegar a la playa cuando la cerraron por el 4 de Julio (festivo nacional)”, y criticó como “enfermizo” que alguien realmente quisiera poner un explosivo en la arena.