Cierran tiendas activaban celulares robados

http://hoy.com.do/image/article/301/460x390/0/B0D85E30-66AE-4E7D-AD93-AC75004C403D.jpeg

POR GERMAN MARTE
Decenas de tiendas de celulares han sido clausuradas por las autoridades tras descubrirse que se dedicaban a activar aparatos reportados como robados, informó ayer el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL).

El presidente del organismo regulador de las telecomunicaciones, José Rafael Vargas, dijo que las tiendas cerradas operaban en la provincia Santo Domingo, el Distrito Nacional, San Francisco de Macorís. Algunas de estos negocios -dijo Vargas- tenían talleres en sus traspatios donde realizaban las labores ilícitas.

Según el funcionario, varias de las tiendas clausuradas estaban ubicadas en las avenida Duarte y Mella de la capital.

Vargas ofreció la información durante un encuentro con decenas de miembros de la recién creada Asociación de Dueños de Tiendas de Celulares (ADUTICEL) que asistieron a un acto celebrado en la sede del organismo regulador de las telecomunicaciones.

De su lado, el presidente de ADUTICEL, Nilson Pichardo, dijo que sus miembros son los más perjudicados con los robos de celulares ya que muchas personas prefieren comprar equipos robados porque los consiguen más baratos.

En el encuentro participaron el director ejecutivo de Indotel, José Alfredo Rizek; el Procurador General de la República, Radhamés Jiménez Peña; el jefe de la Policía Nacional, teniente general Bernardo Santana Páez; representantes de compañías telefónicas y dueños de tiendas de celulares firmaron un acuerdo ayer con miras a enfrentar el robo y “blanqueamiento” de series de estos aparatos.

El presidente del Indotel dijo que a partir de ahora se inicia una fase de mayor trascendencia en el combate al blanqueamiento de series y a la activación de celulares previamente denunciados como robados.

Destacó que el concurso de las empresas prestadoras del servicio ha permitido lograr una reducción considerable en la activación de celulares robados. Y precisó que el objetivo es integrar a los distintos sectores en la lucha contra los robos de celulares que se producen en las calles y que afectan principalmente a mujeres.

Asistieron a la actividad representantes de Orange, Tricom y Claro Codetel, Turitel y Centennial, entre otras empresas prestadoras del servicio telefónico.

Vargas indicó que se ha logrado coordinar las acciones de tal modo que cuando alguien reporta un celular robado en Indotel, la PN o la Procuraduría, inmediatamente los dueños de tiendas de celulares tienen la información.

Gracias a esta medida, según el funcionario, se ha reducido a la mitad la activación de celulares que anteriormente estaba en unos diez mil cada mes.

Mientras, el procurador Jiménez Peña dijo que las autoridades desplegarán las fuerzas necesarias para erradicar la actividad criminal que se desarrolla en torno al robo de teléfonos celulares.

TIPOS DE FRAUDES

Certificaciones ilegales, clonación, autorobos y reventa de líneas pospago son algunos de los fraudes más frecuentes que se producen en el negocio de los celulares.

Los fraudes son cometidos por dueños de tiendas, dealers, sub-dealers, y personas individuales.

La clonación de celulares consiste en duplicar la serie de un equipo y así utilizar el mismo número en diferentes equipos, pospago y prepago.

“Esta es la causa de que algunas personas reciban sus facturas sobregiradas, quejándose por llamadas que ellos no realizaron”, manifestó Nilson Pichardo, presidente de ADUCITEL.

Además, citó los casos de autorobos que se realizan los propios clientes y los que se realizan en tiendas aseguradas, lo cual consiste en que el dueño reporta al seguro “la supuesta substracción de celulares, luego reportan las series de los equipos supuestamente robados para cobrar el seguro”.

ADUCITEL explica que luego este dueño de tienda blanquea los equipos “para obtener un doble beneficio”, del seguro y de la venta del celular.

Otro tipo de fraude es la reventa de líneas de pospago para realizar llamadas por el tiempo de vigencia de la activación vendiendo los minutos de las mismas, cambio de un número a una serie ficticia para poder activar nuevamente el equipo original para cobrar la comisión de la compañía suplidora, cambio de nombre o cédula de un número sin ser el propietario quien lo solicita y dueños que activan el celular para gastarle la tarjeta que le suministra la compañía y luego que la gastan le hacen un blanqueamiento y lo activan nuevamente.

Las zonas de la capital donde más se realizan este tipo de fraudes son Cristo Rey, Villa Mella, Villa Francisca, Los Mina, El Mercado y Los Mameyes.