Cierre de fábricas trae pobreza

POR PEDRO GERMOSEN
La economía de La Romana y San Pedro de Macorís arroja pérdidas del orden de los RD$1,700 millones, a causa del cierre de diversas industrias y el consecuente desempleo, lo que se traduce en una profundización de la pobreza, el hambre y la insalubridad, afirmó ayer el senador Enrique Seijas, quien consideró que este panorama, por dramático, resulta peligroso.

     El legislador perredeísta expresó que en La Romana han cerrado diversas empresas de zona franca, entre ellas Adoro Manufacturing y Romana Manufacturing, que daban empleos a millares de trabajadores.

     Por igual, añadió, además del cierre de los ingenios del Estado, en San Pedro de Macorís el cierre de ingenios azucareros y de empresas de zona franca han dejado en la calle a unas 40,000 personas.

     Seijas advirtió que la contracción económica que registran las dos provincias del Este, constituye un peligro para la estabilidad de los pobladores de la zona.

     Indicó que por el cierre de empresas de zona franca y de otras áreas, la economía de La Romana ha perdido entre RD$600 y RD$700 millones y calculó que en San Pedro de Macorís la cifra supera los RD$1,000 millones.

     “O sea, existe una paralización económica sumamente peligrosa y delicada”, significó Seijas, quien expresó que esta situación se generaliza prácticamente en toda el país.

     Insistió en que el costo económico del cierre de fábricas de La Romana ronda los RD$700 millones que salen de la economía de esa provincia.

     Significó que la baja estrepitosa de la tasa de interés para inversiones a corto y largo plazos de los bancos comerciales y las asociaciones de ahorros y préstamos, también hace la situación más difícil.

     Precisó que las áreas comercial e industrial de su provincia se encuentran en una situación sumamente difícil, porque las condiciones que se exigen para los préstamos son exageradas.

     Indicó que la reducción en un 50 por ciento de los intereses de quienes tenían dinero a plazo fijo, pone a estas personas en situación muy precaria, porque ahora no podrán cubrir sus necesidades.

     Seijas consideró que este constreñimiento económico podría hacer desaparecer la clase media.

     “Lo de San Pedro de Macorís es peor todavía, porque sólo con el cierre de los ingenios se perdieron 40,000 empleos y ahora están cerrando las empresas de zona franca, que ya han retirado unos 18,000 trabajadores”, dijo el senador de La Romana.