Cifra sobre empleo refuerza idea de que EU está en recesión

http://hoy.com.do/image/article/138/460x390/0/B8F34A50-502F-432E-9C41-88EE463400F5.jpeg

Los empleadores de Estados Unidos despidieron a más a más empleados en marzo que en cualquier otro tiempo en los pasados cinco años, reforzando la idea de que esa nación está en recesión e incrementando los temores sobre el gasto del consumidor.

Las cifras inferiores a lo esperado y el incremento en la tasa de desempleo mantendrán  la presión sobre la Reserva Federal para reducir los tipos de interés por cerca de 50 puntos base en su próxima reunión de la política, aunque los legisladores y creadores de políticas sigan preocupados por la inflación. Las nóminas no agrícolas cayeron 80,000 el mes pasado, el tercer mes consecutivo que el mercado laboral se ha contraído y caída más escarpada desde marzo 2003. El mercado esperaba la pérdida de aproximadamente 50,000 empleos. El Departamento de Estadísticas laborales también revisó sus estimados de pérdidas de empleos de enero y febrero. Las nuevas cifras muestran que Estados Unidos ha perdido entre 76,000 y 80,000 empleos cada mes desde ele inicio de año y 232,000 empleos en total durante el trimestre. Mientras tanto, el desempleo cambió drásticamente de 4.8% a 5.1% en marzo, sugiriendo una creciente disminución en la economía. John Ryding, economista principal de Bear Stearns, en EU dijo: “Esta magnitud de una subida en la tasa del desempleo nunca ha ocurrido en la posguerra sin que la economía esté en recesión”. 

Imagine lo peor y prepare su estrategia de negocios

John Authers

LONG VIEW

A los estudiantes de maestría en administración de empresas se les enseña que cuando diseñan las tasaciones o valoraciones de su compañía deben hacerlo en una base RWA.    La pregunta que deben preguntar es: dado lo que sabemos en este momento, ¿cuál es el peor futuro que podemos predecir para la compañía siendo realistas? No es necesario modelar los efectos de un ataque nuclear, pero es importante ver si los costos vienen a unos niveles más altos de lo esperado mientras las recaudaciones son inferiores.

Un enfoque similar es el que hace sentido para diseñar una estrategia para los próximos años. Dejando de lado el argumento entre el optimista y el pesimista, el alcista y el bajista sobre la dirección del mercado a largo plazo, ¿cuál es el escenario realista del peor de los casos? ¿Qué implica en cuanto a cómo debemos invertir?

No se requiere un plan para volver a los años ’30. Muchas personas poderosas debieron cometer muchos errores serios para que la situación de hoy se hiciera verdadero dolor humano en esa escala.

Pero lo que ocurrió en Estados Unidos y Europa en los ‘70 y a Japón en los ’90 parece ser el peor escenario realista. Implica tasas de interés en efectivo y bonos caerían muy por debajo de los niveles normales de inflación mientras las acciones caerían mucho más antes de resurgir.     

En cuanto a los precios de la vivienda, el mercado de Reino Unido luce más sobreextendido que el estadounidense. Un RWC los vería declinar por más de 10%, de modo que los inmuebles no ofrecen mucha protección para los problemas en otros mercados.

Productos estructurados, que se supone sean promovidos fuertemente por administradores de riqueza también tienen sus retrocesos.

La idea es que usted da cierto precio de los valores tope a cambio de garantizar que su capital permanecerá intacto o incluso crecerá a una cantidad determinada, Ceder un alza potencial limitada puede no ser problemático si usted no espera hacer dinero pero la garantía puede ser costosa.

Oportunidades de negocios

El consejo normal  durante los descensos: comprar acciones de valor que lucen baratas, no es confiable. Las acciones financieras que lucen baratas en el momento responden a una razón y bajo el peor escenario podrían caer mucho más.

Los mercados de moneda extranjera ofrecen otras oportunidades. Forex es un juego de suma cero (en el que uno gana porque otro pierde): tanto en recesión como en un boom económico, la cantidad de ganadores que produce siempre iguala la cantidad de perdedores.

Además, siempre habrá jugadores que sólo hacen las transacciones necesarias para mantenerse en el negocio, no todos juegan para ganar. Así que las oportunidades de ser un ganador en forex durante un descenso en la economía lucen decentes comparadas con otras. Bajo esta lógica, el dinero puede fluir hacia acciones confiables como generadoras de efectivo en dólares, una moneda que en estos momentos está increíblemente devaluada en términos de su poder de compra. En un escenario RWC, la recesión en Estados Unidos afectaría otras economías y permitiría que el dólar se recupere.  De modo que las compañías grandes que dan mucho dinero (se deshacen de él) pueden ser interesantes.

Puede que otros estén siguiendo esta lógica. Wal-Mart está en su nivel más alto desde 2004. Sus acciones están 30% por encima desde que empezó la crisis, posiblemente porque sus inversionistas quieren flujo de efectivo confiable en dólares.

El presidente de la Reserva Federal ve luz al final del túnel

EDITORIAL.   FT.     Quizás Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal, admitió esta semana que Estados Unidos puede estar en una recesión. Según una encuesta mensual de la Universidad de Michigan, el 86% de los estadounidenses son de la misma opinión. aun así, su pronóstico más oscuro a corto plazo se vio iluminado por pronósticos más optimistas para la economía real para más adelante en este año y el próximo. 

Esperemos que su optimismo sea contagioso. El flujo y reflujo de la economía siempre se ha canalizado por una combinación de verdades contables inevitables y una especie de caprichosa vitalidad animal. Sin embargo es raro que el crecimiento económico esté tan esclavizado a la psicología.

Cierto, muchas de las limitaciones económicas son perfectamente reales – los altos precios de la energía, un sector de vivienda fuertemente endeudado y un mercado laboral tambaleante, ejemplificado por otro conjunto débil de datos de nómina presentado el viernes pasado. Mas es ahora cuando la confianza de los inversionistas, prestamistas y consumidores determinarán gran parte de lo que suceda el próximo año.

Ya vimos a una apresurada coordinación de pesimismo auto justificable terminar con Northern Rock y Bear Stearns. Para la economía de Estados Unidos, el desplome de la confianza en el mercado inmobiliario es quizás más importante que cualquiera de esos pánicos. 

Indican cuatro riesgos presenta el cambio climático para las empresas

Como toda burbuja, el movimiento del cambio climático se sostiene por una combinación de sustancia e histeria.

 Naturalmente, hay muchos consultores que aconsejan a las compañías cómo enfrentarlos, cómo manejarlos.

En un informe publicado esta semana, KPMG identificó cuatro riesgos que encaran los negocios debido al cambio del clima: físico, regulativo, legal y de reputación. Además comparó la exposición a estos riesgos con el nivel de preparación para diferentes industrias.

Este análisis es problemático. Sin tomar en consideración la visión personal sobre el cambio en el clima, la evaluación muy a largo plazo del riesgo es anatema para la mayoría de las compañías, y así lo reconoce KPMG.

Los planes de incentivo de las compañías, para no mencionar los límites de tiempo de incluso los inversionistas institucionales más conservadores, no pueden confrontar los riesgos más allá de unos pocos años. Incluso si pudieran, ni los modelos de computadora ni los futuristas mejor pagados pueden pronosticar los resultados con la exactitud necesaria para generar un retorno económico medible.

Hay tendencias más a corto plazo que se deben considerar, pero lo que esperan los accionistas es que la administración maneje estos riesgos.