Cinco mil empresas  tendrían altas  ventajas

SAN CRISTÓBAL. Cerca de 5 mil empresas manufactureras y  500 parques industriales del país podrían alcanzar una amplia ventaja competitiva en los mercados internacionales si acceden a los beneficios y conquistas para el sector industrial contemplados en la Ley 392-07 sobre Competitividad e Innovación Industrial.

Al hacer la afirmación, el licenciado Fausto Araújo, subdirector ejecutivo y técnico del Centro de Desarrollo y Competitividad Industrial, dijo que temas como el de la alta facturación energética, el ITBIS y otros quedarían atrás, si las industrias dominicanas se califican y se certifican como parques industriales para poder optar por los beneficios de la referida ley.

Explicó que con la iniciativa lo que procura el gobierno  es garantizar la competitividad de las empresas locales mediante un adecuado proceso de innovación, renovación, modernización, encadenamiento productivo, reducción de costos e incremento sustancial de las exportaciones.

Dijo que el  tema de la alta facturación eléctrica quedaría resuelto para las industrias dominicanas que se califiquen en PROINDUSTRIA, debido a que las mismas pasarían a ser usuarios no regulados de energía eléctrica, con lo cual pagarían el kilovatio-hora a mitad de precios.

Precisó que en la República Dominicana ha habido un avance notable en materia de generación eléctrica en los últimos años, al tiempo que aclaró que los apagones de las últimas semanas no obedecen a déficit o falta de producción de energía, sino a la falta de pago a las empresas generadoras.

Araújo explicó que desde que esas deudas sean saldadas los apagones serán cosas del pasado.

 Recordó que de unos 531 circuitos eléctricos que tiene el país, ya alrededor de 263 gozan del privilegio de ser 24 horas, gracias a que durante la gestión del presidente Fernández la generación eléctrica ha pasado de 8 mil 169 millones de kilovatios-hora a 9 mil 808 millones.

Exhortó a las empresas manufactureras dominicanas y a los parques industriales a calificarse  y certificarse cuanto antes, a los fines de que puedan competir en igualdad de condiciones con los centroamericanos.