Cinco pabellones promueben la lectura
Por favor, cuéntame un cuento

http://hoy.com.do/image/article/301/460x390/0/750CB965-6044-4A8B-A40B-63394D753248.jpeg

POR MARIEN ARISTY CAPITAN
“Cuando apoyo mi oído en el caracol de tu oreja escucho el mar de tu corazón”, se lee en el pabellón “Había una vez”, un rincón del área infantil en el que se le ha querido rendir tributo a un escritor que es mayor pero escribe para los más pequeños: Jairo Aníbal Niño.

Las palabras de este poeta colombiano forman parte del primero de los muchos estímulos que reciben los niños que llegan a este pabellón sin pensar que pueden ser capaces de lograr lo que para ellos es una proeza: escribir un cuento o una poesía.

Pero ese, tal como explica la coordinadora y tallerista Julissa Rivera, no es el único propósito que persiguen: también quieren que los niños se acerquen a la literatura, le tomen amor y comiencen a descubrir el placer de leer.

“Por un lado es animación a la lectura pero también a la producción literaria. Aquí lo que trabajamos es con papel porque los niños se van de aquí escribiendo algo”, cuenta Rivera.

Algunos de ellos, para su suerte y fortuna, pierden su producción antes de marcharse: la Secretaría de Cultura premiará al mejor poema y, por tanto, los mejores se quedarán en el pabellón.

Para lograrlo, el pabellón tiene talleres diarios en horarios de nueve de la mañana a doce del mediodía (el mismo taller se da tres veces durante la mañana) y de tres a seis de la tarde (también es el mismo taller, que se repite cada hora). Estos talleres suelen ser cuentos, poesías, trabalenguas… todo lo que sea de producción oral y escrita.

Para Elisa…

Aunque parecía el flautista de Amelín, por aquello de que había una corte que la seguía, la joven violinista que rompió el silencio de la mañana buscaba un objetivo muy distinto: rendirle, tocando “Para Elisa”, un emotivo homenaje al compositor alemán Ludwig Van Beethoven.

La música, como otras disciplinas del arte, forma parte vital del área infantil. Es que, explica Rivera, se han dado cuenta que la mejor manera de promover la lectura es  partiendo del teatro, la canción, los cuentos, la pintura, las manualidades… y por eso cada pabellón está dedicado a un área específica.

¡Arriba el telón!, por ejemplo, enseña a leer a partir del teatro y la interpretación; Colorín Colorado, a dibujar las palabras; El barquito de papel, a hacer manualidades; y A la rueda, rueda, en el que se realizan actividades que organizan las embajadas.

Con actividades constantes de nueve a doce y de tres a seis, los niños que asistan al área encontrarán motivo para divertirse. Además de asistir a los talleres, donde participan 40 niños, podrán leer en la Biblioteca Mágica; jugar ajedrez, ver actos de magia, asistir a las funciones de los títeres. etc.

Breves

Al más puro arte

Brillante, gracias a las estatuas del Casandra que refulgen desde lejos, el stand de la Asociación de Cronistas de Arte (ACROARTE) es uno de los que más llama la atención dentro de la Feria.

Y lo hace porque, amén de enaltecer el recuerdo de la gran Casandra Damirón, es muy poco lo que se ofrece en este lugar: “Los Reyes del Casandra”, “Bachata: historia y revolución”, “El Merengue” y “Premios Casandra: historia de Acroarte”.

Junto a él, muy pero muy cerca, hay otro espacio que tampoco escapa a los sentidos: el de la Dirección Nacional de Cine (DINAC), que evidentemente lo que busca es promocionar el séptimo arte.

Los afiches de las películas que se han filmado en el país, además de las proyecciones de la propaganda, es lo único que se puede encontrar en este lugar. Por ello, después de echarle un rápido vistazo, al visitante no le queda más opción que marcharse a hacer lo que realmente quiere: encontrar todo tipo de libros y, una vez pueda hacerse con ellos, entregarse

¿Dónde está la imagen?

Aunque la feria inició el lunes pasado, las pantallas de plasma que están colocadas en los alrededores de la feria continúan apagadas. Al parecer, han tenido problemas técnicos para conectarlas: ayer había uno colocando los cables de la pantalla que está en la entrada principal.

Cazando al “ratón”

Con la intención de que todos aprendan a cazar el “ratón” o al menos a usarlo con toda destreza, el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL) ha colocado 70 computadoras en su pabellón. En estos equipos, tal como anunció la institución, son utilizados para enseñarle a los niños y jóvenes cómo usar una computadora, cómo manejarse en la red y cómo acceder a las bibliotecas virtuales, donde encontrarán millones de libros disponibles. Más interesante aún es el centro de capacitación que habilitaron para los no videntes, quienes pueden recibir clases de informática gracias a un software especial que fue instalado en coordinación con la Fundación Dominicana de Ciegos.

¡A pagar impuestos!

A pocos pasos de llegar a la entrada del área infantil se encuentra el stand de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), donde se ha hecho verdadero énfasis en enseñarles a los niños cuál es la importancia de pagar los impuestos.

La primera explicación que se les da está en la entrada del puesto. Un árbol, frondoso y con muchas frutas, sirve para mostrar de una forma “fotosintética” como se desarrolla el “árbol tributario”.

Para comenzar, los ciudadanos echan el agua de los impuestos a la tierra en la que se ha sembrado el árbol. Gracias a las raíces, llamadas DGII, el árbol se alimenta y crece, haciendo que el Estado sea fuerte y vigoroso. En consecuencia, los frutos son grandes y jugosos: se llaman bibliotecas, museos, carreteras, alumbrado eléctrico, parques, seguridad ciudadana, instalaciones deportivas, caminos vecinales, escuelas, hospitales y acueductos.

Tras ver el árbol, se entra al pabellón donde unas simpáticas chicas le mostrarán a los estudiantes cuál es el uso de los impuestos: la única vía de contar con un país desarrollado, bonito y seguro. Posteriormente, les mostrarán una historia en la que dos niños aprenden lo que es el ITEBIS (Impuesto a la Transferencia de Bienes Industrializados) y lo beneficioso que resulta su cobro.

Tras la charla, que busca promover una cultura tributaria, sólo queda una duda: ¿por qué no le enseñan a los futuros contribuyentes que, al pagar los impuestos, tienen derecho a exigir que ese dinero se use debidamente?

Como en clase

POR MARIEN ARISTY CAPITAN

Un rincón tecnológico, un montón de juguetes para pensar y un grupo de profesoras dispuestas a jugar con los más pequeños de la casa forman parte de los ingredientes que se encontrarán los estudiantes que asistan al pabellón que la Secretaría de Educación tiene en el área infantil.

Lleno de color, el espacio recrea una de las aulas innovadas  en las que reciben docencia los niños de inicial. Este, tal como lo recuerda María de la Cruz, es un proyecto financiado por el Banco Mundial.

“Los niños pueden acceder a juegos educativos en las dos computadoras del rincón tecnológico. También tenemos un simulacro de los rincones en los que los niños pueden pintar y leer libros de cuentos; de los rincones para pensar en los que hay juegos de bloques de construcción, que promueve el desarrollo lógico-matemático; y del área de dramatización, que les incentiva la creatividad”, explicó de la Cruz.

Por otro lado, Elvira de la Cruz habló acerca de las áreas que rodean a la nave central: hay una tarima, donde se dan talleres tan diversos como uno de introducción al francés; y una carpa en la que ofrecen clases de pintura.

Las horas en las que funciona este pabellón, a cuyos talleres pueden asistir los niños que tienen más de cuatro años, es de ocho de la mañana a una de la tarde y de dos a cinco de la tarde.

Lo bueno

Las autoridades de la Defensa Civil quieren evitarse problemas. Es por eso que cuando tienen que entregar a algún niño perdido les piden a los tutores que les firmen un papel en el que se incluye su número de cédula.

 Aunque aún no se han estrenado y esperan no tener que hacerlo, en el recinto ferial hay ocho ambulancias: dos de la Defensa Civil, dos de los Bomberos, dos de la Cruz Roja y dos de la Secretaría de Salud Pública y Asistencia Social.

Lo malo

Aunque el agujero no se ve porque está tapado con una tabla de madera, el letrero de peligro no es suficiente para alejar a los curiosos de este foso que parece pertenecer a las obras del Metro -aún sin terminar en el Teatro Nacional-. Junto a él, la verja es demasiado bajita.

 Muchos profesores pierden el control de los estudiantes que llevan a la feria, razón por la que los niños andan por su cuenta y terminan perdiéndose. Otros, más grandes, se dedican a hacer desorden y molestar a quienes tienen la intención de comprar.

 En un afán por no deslucir la feria, dando así la impresión de que todo está controlado, los organizadores han prohibido que los nombres de los niños perdidos se anuncien en los altoparlantes, dificultando así la labor de la Defensa Civil. El método que usan los voluntarios es salir por toda la feria a buscar a los profesores o compañeros con los que anda el estudiante perdido.

Agenda del día

9:00 A.M. Taller: “Ley de la Lectura, el Libro y las Bibliotecas para República Dominicana”. Organiza: Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe CERLALC. Museo del Hombre Dominicano.

10:30 A.M. Café con el escritor homenajeado de hoy: Miguel Guerrero. Café Bohemio.

11:00 A.M. Conferencia: “Literatura y cultura de Colombia”, a cargo de Fernando Tapias Stahelin (Col). Sala de la Cultura del Teatro Nacional. Auspicia: SEE. Exposición y testimonio: “El elemento educativo en el nuevo sistema penitenciario en República Dominicana”, a cargo de Lic. Roberto Santana, Lic. Frania Navarro y varios internos del sistema. Auspician: Dirección General de Prisiones y Escuela Nacional Penitenciaria y Procuraduría General de la República. Tribuna Libre.

3:00 P.M. Taller: “Mil maneras de leer”. Métodos de articulación entre la escuela y la biblioteca pública. Proyecto del Ministerio de Educación Nacional de Colombia y el CERLALC. Organiza: Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe CERLALC.Auspicia: Dirección General del Libro y la Lectura-SEC. Museo del Hombre Dominicano.

5:00 P.M. Lectura simultánea de poesía en el Café Bohemio de la Feria Internacional del Libro y en el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC). Moderador: ARMANDO ALMÁNZAR BOTELLO.

6:00 P.M. Conferencia: “Antes y después de García Márquez en las letras del Caribe colombiano” Dictada por Ariel Castillo Mier (Col). MUSEO DE ARTE MODERNO.

7:00 P.M. Presentación del libro “Cuentos casi extraños”, de Ángela Hernández.  MUSEO DE ARTE MODERNO.

8:00 P.M. Conferencia: “La novela colombiana: desde el Caribe hacia los Andes”. Dictada por Oscar Collazos (Col). SALA DE LA CULTURA DEL TEATRO NACIONAL. Presentación del libro “Eva/Sin/Es”, de Chiqui Vicioso. MUSEO DE ARTE MODERNO.

8:30 P.MTop 40. TARIMA PRINCIPAL.