Cincuenta años después

¡AL FIN! ANUNCIAN ACUERDO DEFINITIVO SOLUCIÓN CRISIS

Coincidiendo ayer 24 de agosto de 1965 con el cuarto aniversario del inicio de la revolución, el canciller constitucionalista Jottin Cury anuncia a nombre del Gobierno Constitucional presidido por Francisco Caamaño Deñó que “vamos a aceptar el acuerdo tal como está con reservas sobre el punto” del Acta de Reconciliación Dominicana que indica que la OEA decidirá cuándo las tropas extranjeras abandonarán el país. “Estas reservas se mantendrán con toda la fuerza hasta tanto la Décima Reunión de Consultas de Cancilleres decida facultar al Gobierno Provisional para que este pida la retirada de la FIP del territorio nacional”, dice Cury. Al formular la declaración en la sede de Gobierno del Edificio Copello junto a él estuvieron Héctor Aristy, Salvador Jorge Blanco y Emilio Rodríguez Demorizi. Al parecer aceptaron el argumento de la Comisión Ad-Hoc de que carecía de facultad para decidir sobre ese punto, lo que había congelado hasta ahora el acuerdo definitivo. El presidente Caamaño Deñó envía un cable a 13 países americanos solicitando su apoyo para que la ONU fije la “forma y fecha de la evacuación” del territorio dominicano: México, Venezuela, Colombia, Ecuador, Chile, Argentina, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Panamá, Perú, Bolivia y Uruguay. El Partido Comunista Dominicano (PCD) da por un hecho la instalación “en las próximas horas” de un Gobierno Provisional. Trasciende que el general Imbert Barreras habría rechazado el acuerdo definitivo por las modificaciones de último momento a pedido de los constitucionalistas. El corresponsal de UPI, Robert Berrelez, informa que los constitucionalistas “han aceptado una fórmula pacificadora de la OEA para resolver la crisis dominicana”. Dice que el Acta de Reconciliación Dominicana contempla un Gobierno Provisional, el desarme de los civiles y elecciones generales dentro de 9 meses.