Cincuenta años después

COMISIONADOS ACORRALAN Y AISLAN A IMBERT Y SU JUNTA

“El Gobierno de Reconstrucción Nacional comenzó su peor crisis en el mes de agosto de 1965” (…). “La presión económica fue el arma más poderosa que utilizó Bunker y la OEA” (…) “Antonio Imbert comenzó a defenderse de la conjura, pero su suerte estaba sellada. En varias ocasiones visitó San Isidro, para recabar el apoyo de los militares” (…) pero “todos los jefes militares estaban de acuerdo con Bunker y la OEA” para sustituirlo, revelaría décadas después el exiliado cubano Antonio Llano Montes, testigo de excepción, en las páginas 183,184 y 185 de Santo Domingo: Barricadas de Odios. En un mitin pasado mañana el general Imbert anunciará su rechazo al acuerdo entre la Comisión Ad-Hoc y el Gobierno Constitucionalista. El corresponsal de UPI, Robert Berrellez, informa que este rechaza “la versión modificada” del Acta de Reconciliación Dominicana y que declara: “Nuestra posición será emitida en breve”. El presidente Francisco Caamaño Deñó hablará a las 8 de esta noche por la radio constitucionalista acerca de las negociaciones definitivas para instaurar un Gobierno Provisional. Rafa Gamundi publica en la página 6 de La Nación un amplio artículo: Al Soldado Invasor. Los senadores y diputados emiten un documento en el que acusan a Estados Unidos y la OEA de bloquear mediante el uso de la fuerza y las negociaciones una salida constitucional y democrática a la crisis dominicana. Manifiestan que, por el contrario, se aliaron y apoyaron a los sectores recalcitrantes, “leales”, contrarios al respeto constitucional y a los principios democráticos caracterizados por sus crímenes, corrupción e inmoralidades a ojos vistas. Patria arremete con imputaciones diversas contra el periodista Pedro Gil Iturbides, director del periódico La Hoja, vocero no oficial de los imbertistas y wessinistas. También denuncia “una trama” para asesinar al presidente Caamaño Deñó.