Cincuenta años después. Imbertistas atacan a Morterazos zona condtitucionalista

A eso de las tres de la madrugada de hoy 20 de julio de 1965 los imbertistas disparan 20 obuses de granadas de mortero contra la Zona Constitucionalista, probablemente desde una de sus dotaciones militares del sector de Cristo Rey, provocando una muerte y varios heridos de la población civil. Modesta Vargas, de 16 años, murió en la casa 44 de la calle Duarte, un anciano fue herido en Jobo Bonito, contiguo a San Miguel, y varias personas resultaron heridas en la Isabel La Católica y otros lugares de la zona constitucionalista. El presidente Francisco Caamaño Deñó, Héctor Aristy, Ministro de la Presidencia, Jottin Cury, Canciller, y Marcelino Vélez Santana, de Salud Pública, dialogan con franqueza por más de una hora en el edificio Copello con Héctor García Godoy y Eduardo Read Barreras, aceptados por las partes como Presidente y Vicepresidente del proyectado Gobierno Provisional. La noticia principal de Patria, Un Plan Diabólico, da cuenta de un plan de ataque “a morterazos” a las tropas del general Imbert Barreras si resisten lo acordado y lo pautado para solucionar la crisis que dentro de 4 días cumplirá tres meses. Manuel Fernández Mármol, alcalde constitucionalista y Presidente de la Comisión de Relaciones Públicas de la Asociación de Mayoristas de Provisiones, asegura que el comercio ha perdido más de 100 millones de pesos –equivalente al día de hoy a por lo menos 100 millones de dólares- al venir las tropas norteamericanas a finales de abril y extender el conflicto a la fecha. “La humillante intervención extranjera ha destruido el comercio al por mayor”, concluye. La Confederación Autónoma Social Cristiana (CASC) declara que a sus trabajadores afiliados les corresponde decidir si quieren una Central Única de Trabajadores, como propusieran sindicalistas de FOUPSA, del PRD, y advierten que el respeto de la voluntad de los trabajadores incluye que no los usen para otros fines.