Cintas basadas en la fe suavizan la religión; refuerzan reparto

A5

LOs ángeles
AP
Para algunos cinéfilos es obligatorio ver una película descrita como “basada en la fe”. Para otros, el término resulta repelente.
Con el fin de atraer a un público más amplio que los feligreses cristianos que suelen impulsar el género, algunos productores de películas con base religiosa están reforzando sus repartos y suavizando sus mensajes evangélicos.
El más reciente ejemplo es “Miracles from Heaven”, con Jennifer Garner, Queen Latifah y Eugenio Derbez, que relata la verdadera historia de una niña texana de 9 años que inexplicablemente se recupera de una condición incurable tras sobrevivir una caída de más de nueve metros de altura (30 pies).
Entre los productores del filme están los pastores T. D. Jakes y DeVon Franklin, el equipo detrás del éxito de 2014 “Heaven is for Real”, quienes dicen que intentan hacer películas para todos los públicos, no solo para el religioso. “Creo que a veces cuando la gente oye ‘basada en la fe’ para ellos eso es un código de pontificadora, un código de más medicina, y también un código a veces de menor calidad, de bajo presupuesto”, dijo Franklin en una entrevista reciente.
“Así piensa la gente cuando se usan etiquetas, esa es la barrera”, dijo Jakes. “No necesariamente es el filme, sino la imagen que se hace la gente en la cabeza. Sugiere una discriminación que no estaba prevista. No hicimos este filme para personas religiosas; hicimos este filme para todo el mundo”.
Otras producciones dirigidas a públicos cristianos, incluyendo las nuevas películas “The Young Messiah” y “God’s Not Dead 2” y el musical de TV en vivo “The Passion” (que se transmite este domingo), tienen un enfoque más religioso.
“Miracles from Heaven” se basa en el libro de memorias de 2015 de Christy Beam, quien describe las dificultades de su familia y su propia crisis de fe cuando su hija Anna es diagnosticada con un desorden digestivo incurable y luego sufre una caída potencialmente fatal. Pero luego del accidente, Anna no tiene lesiones graves y no muestra señales de la enfermedad. Más tarde le dice a su mamá que durante la dura experiencia fue al cielo y habló con Jesús.
El filme se estrena el miércoles bajo el sello Affirm Films de Sony, la división del estudio especializada en religión creada en el 2007.
Affirm también lanzó “Heaven is for Real”, protagonizada por Greg Kinnear, basada en la historia de un padre sobre la experiencia divina de su hijo. Según reportes, la cinta costó 12 millones de dólares y recaudó más de 100 millones en la taquilla.
“Captive” de Paramount, que se estrenó el otoño pasado, fue una película religiosa de éxito modesto. Basada, igualmente, en una historia de la vida real, sigue a David Oyelowo como Brian Nichols, un asesino fugitivo que toma a una madre soltera (Kate Mara) como rehén y la deja ir luego que ella le lee un libro de cristianismo. Pese a las críticas mixtas, recaudó más del doble de su pequeño presupuesto en la taquilla.
“Mercadear una película basada en la fe no tendrá resultados si el contenido no es de interés para el público religioso”, advirtió María Elena de las Carreras, una profesora de cine.