Circula obra de Tulio Arvelo

http://hoy.com.do/image/article/51/460x390/0/EF74DB29-D3F5-4759-805B-57F320C1AC7B.jpeg

POR MARIEN A. CAPITAN
Las autoridades de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) pusieron en circulación ayer el libro “Nuestras luchas civiles 1844-1965”, del profesor Tulio H. Arvelo. El acto estuvo encabezado por el rector de la UASD, Roberto Reyna; la hija del fenecido escritor, Rosa Arvelo de Messina; los vicerrectores Franklin García Fermín, Clara Benedicto y Editrudis Beltrán; y el secretario general, Juan López.

Para dar inicio a la puesta en circulación el vicerrector de extensión, Franklin García Fermín, leyó una semblanza del profesor Arvelo, a quien definió como un maestro ejemplar y un luchador incansable de la libertad, la soberanía y la democracia de la República Dominicana.

Al hablar acerca de la “prolija” vida de Arvelo, García Fermín señaló que se graduó en la Universidad de Santo Domingo (hoy UASD) de doctor de derecho en el año 1943 y ejerció la profesión de abogado en los períodos 1944-1947 y 1962-1963.

Pero no sólo estudió aquí: también cursó estudios sobre teorías políticas y sociales en la facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de La Habana, Cuba, en 1948; y sobre ciencias sociales y políticas, economía política y filosofía en el Instituto de Ciencias Sociales de Moscú, Rusia, desde el año 1963 al año 1965.

En cuanto a su actividad docente, García Fermín manifestó que Arvelo fue profesor de la Escuela Normal durante siete años en las asignaturas de lengua española, historia de Santo Domingo, instrucción cívica, economía política y geometría. En el Instituto de Ciencias Sociales de Moscú, por otro lado, impartió clases de español.

Respecto a las clases particulares que ofreció durante más de 25 años, García Fermín subrayó que Arvelo enseñó lengua española, inglés, álgebra, geometría y trigonometría en República Dominicana, Estados Unidos, Cuba, Puerto Rico, México y Venezuela. Con una vida muy polifacética, Arvelo fue también redactor deportivo del diario La Nación durante varios años. También ejerció como periodista en Cuba y Puerto Rico.

En la UASD fue coordinador de las cátedras de historia de filosofía antigua y medieval e historia de la filosofía moderna y contemporánea. También fue director de la Escuela de Filosofía durante los años 1968-70 de la Facultad de Humanidades; y miembro de la comisión para el desarrollo y reforma universitaria. Además fue profesor de lengua española en el Colegio Universitario y profesor de Introducción a la Filosofía, Historia de la Filosofía, Recursos Económicos e Historia de la Nación Dominicana.

Terminada la intervención de García Fermín, el historiado Franklin Franco hizo la presentación formal del libro. Antes de hacerlo, resaltó que Arvelo estuvo involucrado en todos los grandes acontecimientos del país.

Prueba de ello, adujo, es que fue un férreo opositor a la dictadura de Trujillo, por lo que estuvo preso en varias oportunidades y tuvo que ir al exilio; en el año 1947 fue integrante de la fracasada expedición de Cayo Confite; el 19 de junio del año 1949 formó parte del grupo que desembarcó en la bahía de Luperón; fue de los organizadores de la gesta del 14 de junio del 1959; y combatió durante la segunda intervención norteamericana.

En cuanto al libro, Franco aseguró que se trata de un texto sencillo, elaborado en un idioma llano pero con un contenido magistral. A pesar de que cuenta momentos duros, agregó, es un libro plenamente optimista, así como era él.

En nombre del autor y de su familia, habló Rosa Arvelo de Messina, quien agradeció a la universidad que haya editado este volumen que recoge algunos de ensayos que su padre publicó en la Revista Ahora. Además, que incluye textos completamente inéditos.

Tras manifestar que Arvelo terminó este libro en el año 1988, pocos meses antes de morir, Arvelo de Messina indicó que en el libro se relatan los acontecimientos más importantes del devenir de la historia política dominicana.

Posteriormente, el rector de la academia, Roberto Reyna, sostuvo que para la UASD es una honra recuperar del olvido los textos que escribió Tulio H. Arvelo. Aquellos que, resaltó, tuvieron un mayor significado en el momento en el que fueron escritos puesto que implicaban el juicio del compromiso social y político que entrañan las palabras en circunstancias en las que pueden tener un alto precio.

Dicho esto, el rector aseguró que la UASD continuará recuperando la memoria histórica del país. Además anunció que propondrá al Consejo Universitario que Tulio H. Arvelo sea declarado profesor meritísimo post mortem.