Cirugía estimulación cerebral profunda, un alivio a temblores de Parkinson

Cirugía estimulación cerebral profunda, un alivio a temblores de Parkinson

Los temblores, pueden llegar a ser insoportables

La mayoría de los pacientes con enfermedad de Parkinson pueden mantener una buena calidad de vida con medicamentos. Sin embargo, a medida que la enfermedad empeora, los medicamentos pueden no ser efectivos en algunos pacientes.

Cirugía estimulación cerebral profunda, un alivio a temblores de Parkinson. Donald Liles, de 74 años, de Hollywood, Florida, pasó casi dos años lidiando con temblores en sus manos que a veces se volvían tan severos que no podía abotonarse la camisa, alimentarse o realizar cualquier otra tarea simple.

Los temblores en su mano fueron causados por la enfermedad de Parkinson, un trastorno neurológico que causa temblores, rigidez y problemas con el equilibrio y la coordinación.

Probó una variedad de medicamentos, pero ningunos ayudaron. Su única esperanza se convirtió en un procedimiento quirúrgico para implantar electrodos en su cerebro, la Estimulación Cerebral Profunda (DBS), por sus siglas en inglés.

Dentro de los síntomas más comunes del Parkinson están los temblores que comienzan en las manos y los brazos. También puede ocurrir en la mandíbula o los pies. En las primeras etapas de la enfermedad, por lo general, solo un lado del cuerpo o una extremidad se ve afectada. A medida que la enfermedad progresa, el temblor puede extenderse más ampliamente.

Le invitamos a leer: Enfermedad de Parkinson, más que un problema del movimiento

Donald Liles, paciente de Parkinson

El doctor Badih Adada, presidente del Departamento de Neurociencias de Cleveland Clinic Florida, realizó el procedimiento a Donald Liles que consistió en implantar electrodos en el cerebro, que entregan impulsos eléctricos que bloquean o cambian la actividad anormal que causa los síntomas.

«Al estimular esas áreas, podemos regular el movimiento nuevamente y detener los síntomas», dijo el doctor Adada. «Los pacientes pueden reanudar sus actividades normales e incluso practicar deportes de contacto», indicó.

La estimulación cerebral profunda, tratamiento quirúrgico para la enfermedad de Parkinson

Puede leer también: Preste atención a los síntomas del Párkinson

La mayoría de los pacientes con enfermedad de Parkinson pueden mantener una buena calidad de vida con medicamentos. Sin embargo, a medida que la enfermedad empeora, los medicamentos pueden ya no ser efectivos en algunos pacientes.

 En estos pacientes, la efectividad de los medicamentos se vuelve impredecible, reduciendo los síntomas durante los períodos de «encendido» y ya no controlando los síntomas durante los períodos de «apagado», que generalmente ocurren cuando el medicamento está desapareciendo y justo antes de que se tome la siguiente dosis. A veces, estas variaciones se pueden controlar con cambios en los medicamentos. Sin embargo, en otras ocasiones, esto no ocurre.

Según el tipo y la gravedad de los síntomas, el fracaso de los ajustes en los medicamentos, la disminución de la calidad de vida y de la salud en general, los doctores toman en consideración las opciones quirúrgicas disponibles.

la Estimulación Cerebral Profunda (DBS), por sus siglas en inglés, puede tratar la mayoría de los principales síntomas de movimiento de la enfermedad de Parkinson, como temblor, lentitud de movimiento (bradicinesia) y rigidez (rigidez).

Le puede interesar: Primer estudio para diagnosticar enfermedades neurológicas antes de tener síntomas

La DBS no mejora la memoria, las alucinaciones, la depresión y los otros síntomas sin movimiento de la enfermedad de Parkinson. Solo los pacientes cuyos síntomas no están controlados a pesar de los ensayos de medicamentos y que cumplen con otros criterios estrictos pueden ser candidatos para DBS.

De igual forma, la DBS se usa para tratar una variedad de trastornos neurológicos y del movimiento, incluida la enfermedad de Parkinson, el temblor esencial, la epilepsia, la distonía y el trastorno obsesivo compulsivo. También se está estudiando para su uso para otras afecciones, como la depresión, la adicción y la esclerosis múltiple.

«La primera vez que encendieron el sistema DBS fue increíble. Dejé de temblar», recuerda Donald Liles. «Inmediatamente vi resultados. A partir de ese momento, no necesitaba tanta energía, podía volver a dormir tranquilamente.

Publicaciones Relacionadas