Cirujano: mujeres más propensas a padecer de insuficiencia venosa

Dr. Octavio González-cirujano vascular. Fuente externa 21/01/2020
Dr. Octavio González-cirujano vascular. Fuente externa 21/01/2020

La insuficiencia venosa crónica es una enfermedad que afecta las venas y que tiene una mayor propensión en mujeres y sectores profesionales como las enfermeras, los profesores, cocineros, estilistas y personas que trabajan muchas horas de pie, aseguró el cirujano cardiovascular, doctor Octavio González.
El experto dijo que se trata de la incapacidad de las venas de los miembros inferiores para retornar la sangre de los pies al corazón, de forma que una parte permanezca más tiempo en las piernas.
Los signos y síntomas pueden aparecer desde edades tempranas como dolores en las piernas, comezón, pesadez durante las tardes en los pies, hinchazón, calambres, aumento de la temperatura, aparición de varices, manchas en la piel, úlceras y retrasos de cicatrización en cualquier lesión de la piel en los miembros inferiores.
El cirujano cardiovascular asegura que existe una alta prevalencia de esa esta condición, los números establecen que va entre un 20 a 65 % en la población adulta, con una relación proporcional a la edad del paciente.
“La circulación sanguínea permite que la sangre viaje por todo el cuerpo y pueda retornar al corazón, el líquido logra retornar a este órgano por varios mecanismos, uno de ellos es por las válvulas que están dentro de las venas, que hacen que la sangre vaya elevándose de nivel desde los pies hacia arriba”, asegura el médico. Con el deterioro de una válvula de una vena, el reflujo comienza a manifestarse y a realizar su daño retrógrado hacia las venas y otras válvulas que quedan por debajo de ellas. Y hace que el circuito unidireccional se altere y comiencen los síntomas.
Vinculantes González asegura que los factores de riesgos vinculados a la insuficiencia venosa son: la edad avanzada, antecedentes familiares, la obesidad, estar mucho tiempo tiempo de pie, el uso de anticonceptivos orales y múltiples embarazos. Además, estreñimiento, sedentarismo, traumas de las piernas, entre otros.
González asegura que esta condición varía de acuerdo a múltiples factores predisponentes y agravantes, ya se ha establecido que es más frecuente en las mujeres blancas en relación con la de raza negra.
Tratamiento “Hoy día existen muchas medidas que se pueden tomar para el tratamiento de esta condición y se hace con el objetivo de frenar la progresión de esta enfermedad, ya que esta produce muchas molestias, ausentismo laboral, consumo de medicamentos y otros productos para su tratamiento, como las medias de compresión”, destaca González.
Asegura que las medidas terapéuticas se determinan en la valoración juiciosa del especialista, en la cual es fundamental la realización de sonografía vascular para tener una amplia información de sitio, nivel y magnitud del daño venoso. Luego de determinar estas informaciones se le ofrecen al paciente varias opciones terapéuticas desde tratamiento médico, uso de medias de compresión, cirugías ablativas con rayos láser y de extirpación de varices.