Cita los factores profesionales que minan administración de justicia

http://hoy.com.do/image/article/301/460x390/0/A726913A-C0AB-4ABF-B5C5-240E60E59C37.jpeg

POR LLENNIS JIMÉMEZ
La jueza y coordinadora de Métodos de Resolución de Conflictos en el poder Judicial, Arelis Ricourt, dijo que la falta de ética en el ejercicio de la profesión y la de buena fe en los procesos está acabando con la administración de justicia en el país.

Ricourt, presidenta de la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación de La Vega, afirmó en el Almuerzo del Grupo de Comunicación Corripio, que los jueces son tan responsables como los abogados de que los casos se eternicen en los tribunales.

Consideró también que el Código de Procedimiento Civil es anacrónico, malo y carece de mecanismo para garantizar el cumplimiento de los plazos en justicia.

Asimismo, la magistrada expresó que a veces los jueces incurren en complicidad y que eso permite que los expedientes sean dirimidos durante 20 años, sobre todo, porque permiten demasiados reenvíos.

Indicó que necesariamente se requiere de un proceso civil más acorde con los tiempos, para poder tener una justicia en un plazo razonable y más justa.

Manifestó que en justicia la culpa no sólo es de los abogados, sino también de la actuación de los jueces.

Ricourt descartó que la seguridad jurídica tenga algo que ven con la administración de justicia. “La seguridad jurídica es otra cosa, no podemos cambiar el termino. Yo habló de la falta de ética en el ejercicio de la profesión, de cómo a veces estamos dándole largas innecesarias a los procesos, chicanas y ese tipo de cosa”.

Reiteró que a que a veces los jueces contribuyen a que “pasen cosas”, tras preguntarse por qué el juez no le puede decir a los abogados que se le dio el plazo razonable para el depósito de los documentos y que como su período paso, puede pedirle cualquier otra cosa, menos petición de más tiempo, ya que “eso está denegado”.

La magistrada está de acuerdo con que el juez fije su decisión al abogado que pide más plazo, incluso, motivándola y rechazándolo de inmediato.

Precisó que el Código de Procedimiento Civil no contiene ninguna sanción para las partes que no depositen los documentos en el tiempo previsto, ya que la legislación fue hecha sin sanción para las partes. Entiende que la carencia de sanción permite que de está normativa se haga la mala práctica.

Afirmó que estos aspectos deben ser tomados en cuenta en una buena legislación, para que haya efectividad en la justicia.

Repudió que existan jueces que sean cómplices o permisibles en el otorgamiento de excesivos plazos a petición de las partes que procuran reenvíos, por no actuar su defensa en el tiempo que debía. “Porque es que yo digo que ciertamente los jueces, a veces contribuimos aunque no sea deliberadamente, a que ese tipo de cosas se estén dando”.

Ricourt manifestó que muchas veces las partes hacen pedimento en el tribunal para demostrarle al cliente que está trabajando en el caso o para cobrar por audiencia. “Eso es algo es algo muy común”.

MALA LEGISLACIÓN

La jueza Ricourt opinó que en materia Civil y Comercial el Código de Procedimiento es anacrónico y viejo.

Sostuvo que el procedimiento civil y comercial está atrasado, si se compara con el resto del mundo, tras indicar que esta legislación no los ayuda.

 “Yo siempre he sostenido, de manera responsable, que sin darnos cuenta ha habido una especie de complicidad del juez. Porque si bien es cierto, por ejemplo, en el área en que yo trabajo, Civil y Comercial, te podemos decir, no tenemos un Código de Procedimiento actualizado. Necesariamente, yo soy de las que me inscribo en un cambio de legislación ya”, dijo la juez.

Empero, expresó que aún con esta ley mala, de procedimiento, si hacen buenas prácticas, las cosas estarían mejor en la justicia.

Ricourt está segura de que hay posibilidades de mejorar con mejores prácticas.

Opinó que en materia civil ocurre la práctica consuetudinaria de otorgar una prorroga a la comunicación de documentos, sin que la decisión esté establecida en una ley.

Criticó que esta medida se haga todos los días y que a veces se otorgue una prorroga para un mes o dos meses, y que al cabo del tiempo, las partes vuelvan a solicitar la prórroga y se le vuelva a conceder. “¿Eso es de fundamento legal?, no, eso no está en el Código, sin embargo, se a hecho una práctica o una mala práctica”.

Señaló que cuando se tiene un proceso civil mal estructurado, en los tribunales se da la oportunidad a que las decisiones sean muy recurridas, que los asuntos tengan que ir y bajar de la Suprema Corte de Justicia (SCJ). Para la magistrada, el procedimiento es lo que permite que los procesos se eternicen y se hagan largos.

Consecuencia para las partes

Ricourt es de la magistrada que entiende que cuando los jueces son tan permisibles con los reenvíos, una y otra vez, se perjudica a la persona que acude al tribunal, ya sea en calidad de colaborador o de testigo de la causa.

Recordó que quienes son llamados al tribunal trabajan, por estar en un país con escasos recursos, por lo que no se debe permitir que éstos deban solicitar tres y cuatro permisos para ir a colaborar con la justicia.

La jueza de La Vega se mostró partidaria de que la persona que va al tribunal, sea escuchada pronto. “En ese sentido, es que yo digo que también debe haber una conciencia tanto del juez como del profesional, y respeto de por esa persona que va a colaborar con los abogados”.