Citan ejes estratégicos para desarrollar el destino turístico de Santo Domingo

e2

Para el desarrollo de Santo Domingo como destino turístico urbano fueron identificados cuatro ejes estratégicos a trabajar para alcanzar ese objetivo, que incluyen la formación de los recursos humanos y la ciudadanía, potenciar el turismo de cruceros y el posicionamiento estratégico del destino.

Además es necesario el fortalecimiento institucional del Clúster Turístico de Santo Domingo (CTSD) como ente articulador de las estrategias de competitividad y sustentabilidad.

Así lo informó la directora ejecutiva del CTSD, Briseida Olivero, quien destacó que el objetivo primordial de la estrategia es promover a Santo Domingo como un destino único que ofrece historia y patrimonio junto a una vibrante diversidad étnica y de expresión cultural contemporánea.

De igual forma, que se incremente el nivel de empleo para la cadena de valor de turismo del Gran Santo Domingo.

Explicó que el CTSD, junto el Consejo Nacional de Competitividad (CNC), auspiciaron cuatro consultorías realizadas como parte del proyecto “Mejora de la Competitividad de la cadena productiva de valor del turismo en Santo Domingo”, cuyos objetivos son el incremento del nivel de empleo para la cadena de valor de turismo del Gran Santo Domingo y la mejora del posicionamiento del destino. Las consultorías fueron financiadas por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a través de los Fondos de Competitividad (Fondec).

Olivero ofreció estos detalles al participar en el Encuentro Económico del HOY junto a Luis Marino López, asesor y pasado coordinador general, y Linette Arbaje, tesorera del clúster.

Formación de personas. La directora ejecutiva del CTSD detalló que a partir de los resultados arrojados se ofrecerán, en esta primera etapa, cursos y talleres a más de mil personas que trabajan o interactúan en la Ciudad Colonial de Santo Domingo y luego se contempla replicarse en otros territorios de la Provincia de Santo Domingo.

Indicó que ya existe un centro formativo llamado Escuela de Turismo y Comercio y esperan a través de esta poder impartir una oferta de cursos básicos orientados a los siguientes temas: cultura turística, emprendimiento, gestión de negocios y calidad en el servicio.

Al mismo tiempo se propone la creación de un taller para micro empresas (buhoneros), el cual contempla los temas anteriores, pero con una orientación más simple y práctica, así como más dirigida a su tipo de negocio.

De su lado, Arbaje destacó la importancia de esta capacitación pues existen numerosos negocios que ofrecen servicios de alimentos y bebidas sin que su personal cuente con el conocimiento básico sobre manejo adecuado de alimentos. Además muchas empresas desconocen cómo manejar adecuadamente a clientes extranjeros y hay altas deficiencias en el manejo del idioma inglés.

Otro eje estratégico a trabajar es transformar la imagen de Santo Domingo, reflejando una ciudad viva, cultural, vanguardista, con múltiples actividades y bandera del país, de manera que el visitante potencial sienta que si no visita la capital no habrá conocido realmente el país. En especial resaltando la importancia de aprovechar el gran potencial que tiene la ciudad para desarrollar un turismo basado en experiencias.

Turismo de negocios. En otro orden, Olivero resaltó que es importante instalar un centro de convenciones, para lo cual ya el Ministerio de Turismo y los organizadores de la Feria Internacional de Turismo en Btterlín están haciendo un amplio estudio sobre la factibilidad de este y dónde se puede crettar.

Destacó que adicional al centro, el clúster está trabajando en cuáles serían las estrategias a implementar para desarrollar ese turismo, para lo cual ya se creó un comité, se hizó la evaluación y se entregó un documento al Ministerio donde se trazan los lineamientos a seguir, incentivos necesarios y herramientas que se deben tener.

Indicó que el país está preparado para recibir hasta 2,500 personas en un evento. En ese sentido, Luis Marino López indicó que el centro de convenciones no es imprescindible para desarrollar el turismo de negocios, pero sí ayuda a potenciar el destino.

Fortalecer el clúster. De acuerdo a una evaluación realizada por un consultor, entre las fortalezas del destino Santo Domingo se encuentran que cuenta con una gran diversidad cultural, espacios naturales de singular atractivo, infraestructura aeroportuaria y portuaria, atractivos históricos monumentales de primacía, atractivos naturales, importante oferta de agencias receptoras, variada oferta de establecimientos gastronómicos y oferta hotelera.

Mientras, entre las debilidades se encuentran el elevado nivel de pobreza del país, problemas de mendicidad, percepción de inseguridad, desorden en la red vial urbana, entornos urbanos sobresaturados, déficit o carencia de información turística, insuficiente acondicionamiento de los atractivos históricos monumentales, carencia de un sistema de señalización turística, No existencia de un centro de convención, entre otros.

Los objetivos planteados en el plan estratégico del clúster son promover a Santo Domingo como un destino único que ofrece historia y patrimonio junto a una vibrante diversidad étnica y de expresión cultural contemporánea y crear un ámbito público donde se promueva la oferta cultural de la ciudad.

Así mismo, lograr una experiencia de calidad a los visitantes extranjeros, desde antes de la llegada y hasta después de la salida, con el fin de alentar e inducir la repetición de la visita y el incremento del nivel de gasto en el destino.