Citan implicaciones valoración del peso

http://hoy.com.do/image/article/31/460x390/0/32D9F812-4F3D-4167-A3A9-7D3F79CECBA3.jpeg

POR MARIO MENDEZ
La reducción del tipo de cambio obliga a un rediseño del plan tanto para enfrentar el déficit cuasifiscal del Banco Central como para capitalizar a la banca, en el marco del nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que comenzó a negociarse ayer, trascendió.

De acuerdo a lo informado, con la reducción del tipo de cambio la cantidad de dólares que debería buscar el país en el exterior para enfrentar el déficit fiscal sería mayor a la que hubiera requerido si la tasa de cambio no hubiera registrado el fuerte descenso de los últimos días.

Sin embargo, se explicó que en lo que respecta a las obligaciones externas del país, la reducción del tipo de cambio tendrá un efecto positivo en las finanzas públicas, ya que se han reducido los requerimientos de pesos para el pago de la deuda pública externa.

Se recordó que cuando en el país se comenzó a hablar de la posibilidad de que el Tesoro de los Estados Unidos otorgara un préstamo de emergencia para enfrentar el déficit cuasifiscal, se hicieron cálculos según los cuales con 600 millones de dólares frescos que hubiera recibido el país en ese momento, se hubiera logrado iniciar un plan para la eliminación del déficit cuasifiscal del Banco Central.

El déficit cuasifiscal del Banco Central era en ese entonces de unos 60 mil millones de pesos y con la entrada de ingresos externos frescos por una suma 600 millones de dólares, más unos 300 millones de dólares por venta de activos, el país podía contar con 900 millones de dólares, que a una tasa de cambio de 47 pesos por dólar que prevalecía en ese momento, permitían  eliminar el déficit cuasifiscal en unos 42,300 millones de pesos.

El resto, hasta completar los 60 mil millones, se hubiera eliminado con aportes del gobierno.

Pero ahora, con un déficit cuasifiscal que supera los 90 mil millones de dólares, las necesidades de recursos frescos para enfrentar el déficit cuasifiscal, suman unos 2,270 millones de dólares, si se toma en cuenta la tasa de cambio actual de alrededor de 35 pesos por dólar, se explicó.

La nueva situación obliga a una combinación de búsqueda de recursos frescos, de venta de activos (en lo cual ya se ha avanzado y de aportes del gobierno al Banco Central, para enfrentar el déficit cuasifiscal.

Se advirtió que para el FMI el problema no es el déficit cuasifiscal del Banco Central, sino el déficit fiscal del gobierno. “El FMI ve la solución del déficit cuasifiscal a través de un programa de transferencias de recursos del gobierno central al Banco Central, y el gobierno tendrá que hacer frente a esa situación en las negociaciones con el organismo internacional”, se explicó.

Se indicó que la receta es dura porque el gobierno tendrá que desprenderse de recursos del presupuesto para enfrentar el déficit cuasifiscal. Es por esa razón, según se explicó, que las autoridades están tratando de reducir el impacto sobre las finanzas públicas que implicaría la solución del déficit cuasifiscal, a través de la búsqueda de recursos frescos en el exterior, como es el caso del préstamo de 150 millones de dólares que gestionan en España. 

En cuanto a la capitalización de los bancos, se indicó que el FMI mantenido una posición muy dura este tema.

Se indicó que para facilitar el proceso de capitalización, la Junta Monetaria aprobó una resolución que permitía a la banca aprovechar su posición larga en dólares, para aumentar sus niveles de capitalización, tomando en cuenta el tipo de cambio del momento.

Sin embargo, se indicó que con la significativa reducción de la tasa de cambio, los dólares que destinaría la banca para aumentar sus niveles de capitalización producirían menos pesos, por lo cual los bancos tendrán que buscar sumas adicionales significativas en moneda nacional para cumplir con los requerimientos de capitalización del FMI.