Citi Group cortará 50 mil empleos, mayor cese personal en la historia

NUEVA YORK. AFP. El agravamiento de la crisis se hizo evidente el lunes con el anuncio de que el gigantesco banco estadounidense Citigroup suprimirá 50.000 empleos, mientras los fabricantes de automóviles ruegan a los gobiernos que los salven de la recesión que gana poco a poco al primer mundo.

 Japón se convirtió en el último gigante económico en confirmar que ha caído en recesión, luego de Alemania y la Eurozona la semana pasada.

 Citigroup anunció que la crisis financiera mundial y cuatro trimestres consecutivos de fuertes pérdidas le obligan a suprimir 50.000 empleos en todo el mundo, a un total de 300.000 personas, y que seguirá recortando personal.

 En Washington, una batalla se cierne sobre el Congreso estadounidense, donde los demócratas se preparan para pedir una ayuda adicional de 25.000 millones de dólares para la industria automovilística, aunque la Casa Blanca advirtió que los fabricantes de coches deben conformarse con la ayuda ya concedida.

 “El gobierno no desea que los constructores automovilísticos estadounidenses quiebren”, subrayó Dana Perino, portavoz de la Casa Blanca. Pero abrir el paquete de rescate bancario del gobierno a otros sectores es “un camino peligroso”, estimó.

Del otro lado del Atlántico, los desesperados ejecutivos del fabricante de coches alemán Opel, cuya casa matriz, General Motors, se encuentra al borde de la quiebra, pidieron este lunes ayuda a la canciller Angela Merkel.  Alemania decidirá antes de Navidad si concede  garantías a Opel.

La clave

1.  Sector automotriz

 Una batalla se cierne sobre el Congreso estadounidense, donde los demócratas se preparan para pedir una ayuda adicional de 25.000 millones de dólares para la industria automovilística, que está al borde de la quiebra,  aunque la Casa Blanca ha advertido  que los fabricantes de coches estadounidenses  deben conformarse con la ayuda ya concedida.

Previsiones

WASHINGTON. AFP.  El Producto Interno Bruto de Estados Unidos debería caer 2,6% en el cuarto trimestre, en ritmo anual, y aumentaría solamente 0,7% en el conjunto de 2009, según un sondeo de economistas de empresas de la asociación NABE publicado este lunes.

 Los 50 previsionistas profesionales interrogados por la National Association for Business Economics estiman en promedio que el PIB estadounidense debería bajar incluso 1,3% en el primer trimestre de 2009.  Luego del descenso del PIB de 0,3% en ritmo anual en el tercer trimestre (según la primera estimación del departamento de Comercio) ello marcaría un descenso de la producción del país por tercer trimestre consecutivo, hecho que no se produce desde 1975.  El estudio prevé una vuelta al crecimiento (de 0,5%) en el segundo trimestre de 2009.

 Los economistas de NABE “son decididamente más negativos sobre las perspectivas económicas para los próximos trimestres a causa de la intensificación de las tensiones sobre el mercado de crédito y de evidencia de su repercusión sobre la economía real”, estimó Chris Varvares, presidente de la asociación, citado en un comunicado.