Citigroup liquidaría swap de oro venezolano

6D_Economía_25_1,p01

Citigroup liquidó un swap de oro venezolano y planea vender el metal que recibió como garantía, además de depositar cerca de US$260 millones en una cuenta estadounidense controlada anteriormente por el Banco Central del presidente Nicolás Maduro, según cuatro personas con conocimiento directo de la materia.

Luego de que el Banco Central de Venezuela no cumpliera con la fecha límite del 11 de marzo para recomprar oro de Citigroup por casi US$1.100 millones como parte de un acuerdo de financiamiento suscrito en 2015, la diferencia en el precio desde que se adquirió el oro hasta los niveles actuales se depositará en una cuenta, detallaron las fuentes bajo condición de anonimato.

La noticia representa otro golpe financiero para el régimen de Maduro.
No podrá acceder al efectivo depositado en la cuenta estadounidense, que podría entregarse al gobierno paralelo que forma el líder opositor, Juan Guaidó.

Si bien Maduro ha logrado mantener un dominio absoluto dentro del país (aún controla el Ejército, los tribunales y la burocracia gubernamental), Guaidó aprovecha el apoyo que tiene de docenas de países para apoderarse lentamente de los activos financieros de Venezuela en el extranjero.
Quitó el control de la refinadora Citgo a PDVSA y también gana terreno en el ámbito diplomático.
Lo más importante es que ha conseguido acceso a dinero en efectivo, que promete utilizar para aliviar la crisis humanitaria de su país.

Si bien no se han dado detalles sobre las cuentas en EE.UU., la Asamblea Nacional de Venezuela, controlada por la oposición, comunicó que identificó US$3.200 millones en fondos que permanecen en 20 cuentas bancarias estadounidenses pertenecientes al gobierno de Maduro.

En respuesta a la liquidación de Citigroup, el Banco Central evalúa opciones como declarar fuerza mayor, un estatus legal al que se recurre comúnmente en la industria de los commodities para eximirse de responsabilidad si no puede cumplir con un contrato por razones ajenas a una determinada empresa, argumentando que sanciones de EE.UU. le impidieron recaudar el dinero que necesitaba para pagar por el oro. Otro swap vence el próximo año, indicó una de las fuentes.

Daniel Díaz, vocero de Citigroup, declinó hacer comentarios. No fue posible conocer las impresiones de un funcionario de prensa del Banco Central de Venezuela.