Ciudad JB avanza, pero dicen no soluciona déficit a pobres

P3

La Ciudad Juan Bosch, un complejo de 25 mil viviendas en Santo Domingo Este, es proyectado por el Gobierno como un aporte a la solución del déficit habitacional que ronda el millón de unidades en el país.
Sin embargo, para Ciudad Alternativa (CA) ese proyecto apenas contribuiría a paliar la situación, porque el 70% de los asalariados no califica para adquirir un apartamento, que para ello exige un salario mínimo de 25 mil pesos mensuales.
Decenas de obreros y máquinas pesadas trabajan en el proyecto, que es levantada bajo el esquema del fideicomiso, en una alianza del Gobierno con el sector privado.
Román Batista, director ejecutivo de CA, considera que aunque por las críticas ha habido cierta flexibilización, las familias pobres no tendrían acceso a un techo en ese proyecto porque las condiciones no lo permiten.
Citó como el primer obstáculo que el adquiriente tiene que tener ingresos sobre los 25 mil pesos, en un país donde alrededor del 70% de asalariados recibe menos de ese porcentaje.
Señala que a pesar de que el Gobierno otorgará un bono para el inicial de una vivienda, cuyo precio oscila entre 900 mil y dos millones de pesos, el beneficiario tiene que devengar sobre la suma señalada.
“Entonces, la mayoría de la población queda descalificada para acceder a una vivienda en la Ciudad Juan Bosch, es un proyecto necesario, pero no satisface el anhelo de los pobres, que son la mayoría”, expresa.
Define a Ciudad Juan Bosch como un buen modelo para clase media, pero malo para los que no reciben un salario digno.
La Asociación de Constructores y Promotores de Viviendas (Acoprovi) estima que una familia en la que dos de sus miembros ganen en conjunto sobre los 25 mil pesos pueden optar por un apartamento en Ciudad Juan Bosch.
De ahí que propone la creación del fondo de vivienda para los trabajadores, que sirva para subsidiar las tasas de interés de los préstamos a largo plazo.
Dice que con ese fondo si una tasa para una vivienda paga 12 mil pesos, el fondo subsidiaría el 50% y el adquiriente el restante.
Tras el inicio del proyecto, a principio de mayo de 2015, el presidente Danilo Medina ponderó la trascendencia de la obra, debido a que el acceso a una vivienda digna representa un gran reto para los dominicanos porque la hipoteca es muy alta.
Ciudad Juan Bosch se construye bajo la modalidad de fideicomiso mixto Estado-sector privado.
Consideró que el Gobierno busca poner a las personas en el centro de las políticas públicas y “pocas cosas hay tan importante para la vida de una persona, una familia, como tener acceso a un techo”.
Contempla que las primeras diez mil viviendas de la primera etapa del proyecto, que beneficiarán a unas 100 mil personas, sean terminadas antes de que concluya este mandato de Gobierno.
Sostuvo que el proyecto “Ciudad Juan Bosch” no solo va a crear viviendas para 25 mil familias, sino que también marcará el inicio de un nuevo modelo de colaboración entre el Gobierno y el sector privado, gracias a la Ley de Fideicomiso.
La directora de la Comisión Presidencial para el Desarrollo del Mercado Hipotecario y Fideicomiso, Lena Ciccone, destacó las bondades del proyecto.