Ciudadanos de Bonao dicen patrullaje militar les da confianza

http://hoy.com.do/image/article/836/460x390/0/4767DA82-1F6E-4543-B3FB-C392CAA7E3D4.jpeg

BONAO.- La vigilancia militar en las intersecciones, centros comerciales, de recreación y de diversión da confianza a la población ante la delincuencia, según opinan ciudadanos consultados por HOY quienes añaden que su presencia en las calles ha reducido los atracos.

Desde las 6:00 de la mañana se observan patrullas del Ejército y la Policía en parques donde las personas se ejercitan, en intersecciones, en arterias comerciales y en los centros de diversión, lo que da más seguridad a ciudadanos que circulan en las calles en horas de la madrugada y a altas horas de la noche.

José Ruíz es un comerciante del sector El Prosperidad que entiende que los guardias en la calle le dan más protección a la gente que los agentes policiales.

“Esta ha sido una medida muy positiva del Gobierno, porque los ciudadanos hemos estado desprotegidos frente a la delincuencia. Yo estoy en la calle a las cinco de la mañana, y cada vez que veo una patrulla me siento más confiado”, aduce Ruíz, quien pidió al jefe de las Fuerzas Armadas, Sigfrido Pared Pérez, disponer que se incremente el patrullaje militar en los barrios marginados de Bonao.

Muchos sostienen que confían más en los militares que patrullan que en los agentes policiales.

“Queremos más guardias en las calles”, refirió Angito Valdez, residente en Los Jardines, quien dijo que confía más en los militares que en los agentes policiales.

Los que no están cómodos con la medida, son los propios guardias que integran las patrullas, que tienen que estar en las calles a las 6:00 de la mañana y a altas horas de la noche, devengando un mísero sueldo que no les permite ni mantener la familia, adujo una patrulla que se reservó el nombre.

La presencia militar es notoria en arterias comerciales como la Duarte, donde pululan atracadores a todas horas del día y la noche, en la zona Sur, discotecas y en las principales calles.

Ahora las personas que se levantan temprano a ejercitarse en los parques y los estadios se sienten más protegidas por los guardias que inspeccionan esos lugares.

“Ojalá que esta vigilancia se mantenga, porque con ellos los atracadores están a soga corta”, dijo Griselda Genao, quien se ejercita todos los días en el estadio de Los Gringos.

En mayo el ministro de las Fuerzas Armadas, almirante Sigfrido Pared Pérez, envió a las calle más de mil miembros del Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea para reforzar la vigilancia policial en aras de disminuir la ola de delincuencia.

Las patrullas están en los sitios más neurálgicos de Bonao y los principales sectores de la ciudad.