Claman por más ayuda a los débiles

Expertos de organismos internacionales y líderes de la región del Caribe arribaron ayer a la conclusión de que los países emergentes deben resistir la crisis financiera global con la ayuda de las economías  de los más desarrollados.

En la sesión final del seminario celebrado el fin de semana en La Romana, se clamó porque las economías más débiles tengan  acceso a recursos  con mejores condicionalidades que antes, para resolver el problema de la baja     liquidez.

CASA  DE CAMPO, La Romana. Líderes de la región y expertos de organismos internacionales finalizaron el domingo en República Dominicana un seminario en el que abordaron la problemática financiera global, clamando por una mayor asistencia económica a los países  emergentes y más vulnerables a los efectos de la crisis.

La secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Barcena, dijo que el gran reto en el marco de esta crisis es cómo los países de la región podrán resolver sus problemas de liquidez.

Dijo que en esto no sólo debe tomarse en cuenta a los países que tienen reservas, credibilidad y mayor liquidez, sino que se debe pensar qué se hace para que naciones más vulnerables y pequeñas como es el caso de los productores de manufacturas, accederán a recursos en mejores condicionalidades que en el pasado.

Barcena, quien dio a conocer las conclusiones del evento que reunió aquí al presidente de Honduras, Manuel Zelaya y a la primera ministra de Haití, Michalle Pierre-Louis, saludó las iniciativas del Fondo Monetario Internacional, del Banco Mundial y del BID para incrementar la asistencia financiera a estos países, pero reclamó mejores condiciones.

Sostuvo  que los recursos que se destinen a las economías emergentes deben ser dirigidos a la economía real, al fomento de la competitividad y a relanzar una nueva mirada al desarrollo, aunque para eso se requiera “de una actitud muy fuerte porque necesitamos un blindaje social”.

“Necesitamos que la ayuda oficial al desarrollo sea contracíclica, que los países donantes no vengan a decirnos que no hay recursos para los Objetivos del Milenio después que han destinado tanta plata para salvar al sistema financiero”, dijo Alicia Barcena.

La frase

Alicia Barcena

Está muy bien que la Reserva Federal, que los grandes países se estén empeñando en destinar cuantiosos recursos para solucionar la crisis, pero a nosotros no se nos pueden negar entonces los US$16,000 millones que necesitamos para cumplir con los Objetivos del Milenio”, sostuvo.