Clase alta también protesta

http://hoy.com.do/image/article/225/460x390/0/ADE10C3E-68FB-489F-A485-755625980F64.jpeg

Alicia Dávalos, de 15 años, estudiante del bachillerato en el exclusivo colegio Babeque, era sólo una de los jóvenes ricos y de clase media que ayer, en una inusual concentración, portaban las pancartas con las inscripciones “Dejen de pisotearnos”, “)Hacia dónde vamos?”, “No incompetencia, no prepotencia, no arbitrariedad, no reelección”.

Dijeron estar desesperados por la crisis económica y califican de burla y como un insulto a la dignidad y conciencia del pueblo las pretensiones reeleccionistas del presidente Hipólito Mejía.

Rechazan las disputas entre los políticos mientras la crisis se agiganta.

Desde la tarde y entrada la noche se concentraron, de manera pacífica, pero vociferando sus disconformidades en la intersección de la avenida Winston Churchill con Roberto Pastoriza.

Entre alegría e indignación se manifestaban vistiendo jeans, suéter y zapatos de marcas, y exhibiendo sus mejillas escasamente tocadas por el sol.

Ganaban el apoyo de los conductores que se desplazaban por la zona, quienes bajaban sus cristales y tocaban insistentes bocinas.

Son jóvenes, en su mayoría, universitarios y profesionales matriculados o egresados de la Universidad Iberoamericana (UNIBE), Pontificia Universidad Católica Madre Y Maestra (PUCMM), Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) y Católica de Santo Domingo (UCSD). También del colegio Loyola.

Regaron la voz de la actividad en encuentros en sus planteles de estudios y reforzaron la convocatoria con mensajes a través de mensajes electrónicos por la Internet.

Gritaban que el acto no era un mitin, sino un derecho. “Yatabueno”, coreaban, “del silencio y la falta de protesta…(Sí al cambio!”.

“Si estamos hoy reunidos es porque creemos en la posibilidad de una democracia justa, creemos en que larga y continua lucha tiene un sentido; y creemos que es nuestro deber como ciudadanos involucrarnos y participar para proteger nuestra naciente democracia”, exponen.

Y finalizan su documento con un pensamiento de Martin Luther King Junior: “Nuestras vidas empiezan a acabarse el día en que guardamos silencio sobre las cosas que más importa”.

Con un mini altoparlante uno de los jóvenes llevaba más lejos el mensaje hasta los conductores que esperaban cambio de semáforo. “Ya está bueno del silencio”, insistía.

[b]DE CORRUPCION, GUARDIA Y NEPOTISMO [/b]

Los jóvenes en un documento que firman con el título de “No somos indiferentes”, expresan que los hechos económicos, políticos y sociales ocurridos han sido desastrosos.

Ven que el Gobierno ha promovido el clientelismo político, la corrupción, el nepotismo, permitido el activismo político de los militares y aumentar a dimensiones catastrófica la deuda externa. También, que a devaluado la moneda nacional a más del doble, disminuyendo el nivel de vida general, aumentando y agudizando la miseria en todo el país.

Otras de las quejas es que el Gobierno ha sometido al pueblo a una crisis que abarca todos los aspectos de la Nación.

[b]RENUNCIA DE CULPABLES[/b]

Plantean que en cualquier otro país donde la opinión pública sea realmente tomada en cuenta por escándalos como los ocurridos en los últimos meses los gobernantes y funcionarios implicados se verían obligados a renunciar de sus puestos.

“Aquí, este tipo de acciones quedan casi siempre impunes”, se quejan.

[b]EX JUEZ JCE[/b]

El ex juez de la Junta Central Electoral (JCE), Roberto Leonel Rodríguez Estrella, quien se desplazaba por la zona se sumó a la concentración, tras considerarla un acto cívico como se registran en las grandes ciudades del mundo para el reclamo de los derechos ciudadanos.

Dijo que apoya ese tipo de reclamos para que las autoridades escuchen los reclamos del pueblo y tomen conciencia de que hay una situación de crisis que el pueblo no ve razones para que sea tan acentuada.

Estrella Rodríguez consideró que no es prudente la insistencia reeleccionista del presidente Mejía.

[b]SENTIR DE LOS MUCHACHOS [/b]

Altair Rodríguez, estudiante de Derecho, una de las participantes, dijo que se han reunido porque siente que la sociedad dominicana no puede seguir como está, y que no se puede seguir siendo indiferente.

“La situación nos tiene a todos desesperados desde los más pobres hasta los más ricos…y es momento de que nosotros nos unamos, nos hagamos sentir porque las cosas no pueden seguir así, ya nadie puede vivir aquí “, se quejó.

Lamentó que se vive en una sociedad que no protesta, no habla, no actúa.

Piden que haya seriedad y rechazan la impunidad y la corrupción. La joven Rodríguez expresó que el sentir del grupo es que los políticos sean más serios y más decentes. Que dejen de pelearse disputándose quien va a llegar, piden también.

Si la situación económica está tan aguda, coinciden, la lógica indica que el presidente Hipólito Mejía no debe ir en busca de la reelección.

Guillermo Peña Capellán, 18 años, estudiante de Derecho en UNIBE se sumó al encuentro tras ser invitado por una amiga de la PUCMM.

Otros participantes fueron Cristina Gadala, Sheris Coén, Carolyn Seiman, Amelia Pujols y Jorge Brown.

Sara Sánchez, de 26 años, y egresada de Derecho de la PUCMM era otra de la entusiasta joven de la concentración.

[b]LAS PANCARTAS [/b]

Entre los mensajes escritos en las parcantas que exhibían figuran “No nos mire, únete”, “JCE sin fraude”, “Seriedad, conciencia, voluntad, acción”, “Devuélvannos el peso”, “No a la reelección”, “Sí al cambio”, “)Cuatro años más? !Ni por el diablo”.

Igualmente, “No a nuestros militares a Irak”, “Militarismo no, impunidad…”, “Quiero vivir en un país, no en un circo”, “No +”, “Digan la verdad, )ustedes se sienten políticamente representados?”,

“Clase media…E.P.D”, “No somos indiferentes”, “No a la inflación”, “Se va, se va, se va y se fue la luz y el peso”, “Yo también hubiese votado por el Diablo”, “No queremos promesas, queremos soluciones”,

Y “Por lo menos tenemos libertad de impresión”, se inscribían en algunas camisetas.