Clásico reincidente

http://hoy.com.do/image/article/203/460x390/0/C1F4AAC0-5360-4D32-BCE2-FF040C347589.jpeg

POR ROSARIO TIFÁ
Las pautas que establecen las nuevas tendencias de la moda, la aparición de nuevos tejidos y materiales no han influido en el hombre conservador, para que se produzca un cambio radical en su forma de vestir. Ese hombre continuará exhibiendo una ropa clásica y elegante en todas las ocasiones en las cuales se desenvuelve, aunque utilice elementos con un toque moderno que jamás podría obviar, como miembro de una sociedad que se presenta más exigente y actualizada.

Su armario estará equipado de la ropa imprescindible para cumplir con sus compromisos sociales y las obligaciones establecidas por el trabajo que realiza según su profesión.

Un traje oscuro siempre formará parte de su ajuar, así como una camisa blanca o de tonos claros. Los gemelos, un zapato clásico y una corbata a tono complementarán el vestuario para la noche.

El pantalón y las camisas en texturas frescas como el algodón en diferentes estampados y en liso constituyen otras piezas importantes que siempre tendrá presente un hombre que le gusta vestir bien.

Un set de chaquetas y pantalones casuales también serán incluidas en su ropero para esos momentos informales y que exigen mayor comodidad.

Las bermudas y pantalones cortos acompañados por camisas o poloshirts también conformarán parte del armario masculino para realzarlo con una cómoda y elegante sandalia o tenis.

Algunas de esas piezas de marcas exclusivas se encuentran en la tienda Porte, ubicada en el primer nivel de Plaza Central y son mostradas por Luis Reynoso, modelo del establecimiento especializado en la oferta de ropa, accesorios y fragancias para hombres.