Clausura del Mes de la Familia

http://hoy.com.do/image/article/329/460x390/0/C0DA3F5D-9FB9-4E55-87D9-DA247E0766CE.jpeg

POR LEONOR ASILIS
En nuestro país, la Iglesia local dedica en noviembre las intenciones de la familia, y la Arquidiócesis de Santo Domingo clausura estas celebraciones hoy, con una gran Marcha Familiar que partirá a las 11:00 de la mañana

“La familia que en unidad ora y comparte la palabra permanece unida”.

El pasado mes de julio se celebró en Valencia, España el V Encuentro Mundial de las Familias, cuyo tema principal de reflexión fue: “La transmisión de la fe en la familia”.

El Papa Benedicto XVI participó en la clausura y sus primeras palabras al llegar a Valencia fueron: “…el motivo de esta esperada visita es participar en el V Encuentro Mundial de las Familias y es mi deseo proponer el papel central, para la Iglesia y la sociedad, que tiene la familia fundada en el matrimonio. Esta es una institución insustituible según los planes de Dios, y cuyo valor fundamental la Iglesia no puede dejar de anunciar y promover, para que sea vivido siempre con sentido de responsabilidad y alegría”.

En nuestro país, la Iglesia local dedica en noviembre las intenciones de la familia, y la Arquidiócesis de Santo Domingo clausura estas celebraciones en este día, con una gran Marcha Familiar que partirá a las 11:00 de la mañana saliendo desde el parque Independencia hasta la Catedral donde S.E.R. Cardenal Nicolás López Rodríguez presidirá la Eucaristía por esta intención a las 12:00 del mediodía.

Al invitar a la familia dominicana a esta gran celebración, el Cardenal y Arzobispo de Santo Domingo expresa en su circular No. 37/2006 lo siguiente:”…Nuestra familia dominicana tiene una gran riqueza cultural, espiritual y muchos valores que a lo largo de los años se han conservado y han alimentado a padres, a hijos de generación en generación, pero también es cierto, y no podemos cerrar los ojos a la realidad, que esta misma familia dominicana está siendo amenazada en sus mismas raíces y hasta algunos quieren hacerla desaparecer como institución.

Todo lo que afecta a la familia es importante, porque es el futuro de la humanidad, y por ende es también el futuro de la Iglesia. Nos preocupa la educación en valores, la precaria educación en la fe, la frágil unión familiar, la permisividad, la infidelidad en el matrimonio, la falta de comunicación en la pareja, que la familia, la Iglesia doméstica y santuario de la vida, no sea respetada por todos”…

El Arzobispo de Santo Domingo resalta la labor de las parroquias, así como de diversas asociaciones eclesiales, llamadas a colaborar como redes de apoyo y mano cercana de la Iglesia para el crecimiento de la familia en la fe.

No debemos olvidar que la familia es la célula primera y vital de la sociedad. Ella debe ser la iglesia doméstica que acoja, viva, celebre y anuncie la palabra de Dios.

La familia debe ser evangelizada y a la vez debe evangelizar. Se podría preguntar cómo evangeliza una familia. La respuesta es sencilla y contundente. Basta ver una familia que viva el amor entre los esposos y los demás miembros y ya se está anunciando una buena noticia que es lo que significa la palabra “Evangelio”.

Visualizamos con fe la actitud que debemos tomar cualquiera que sea nuestro papel en la familia. Es la actitud de dar, de servir, de ayudar en las necesidades del otro, de amar y de demostrarlo con los hechos y las palabras.

Definitivamente, esta es la que más nos llena de satisfacción porque Jesús nuestro Señor, nos lo dijo en una ocasión: “Es mejor dar que recibir”. Puntualizamos esta gran enseñanza, porque tendemos más fácilmente a una actitud egoísta, de buscar ventajas y beneficios hasta de los que más amamos, marchitando así nuestras relaciones y haciendo que nos encerremos cada vez más en nosotros mismos. Recordemos que nuestro prójimo (significa próximo) más cercano es nuestra familia. En este tiempo de Navidad que se aproxima, meditemos en la Sagrada Familia, modelo excelso a imitar y pidámosle a Dios, nuestro Padre que bendiga nuestros hogares y nos lleve a perfeccionarnos en el amor.

leonor.asilis@verizon.net.do