Clima dificulta  rescate de  víctimas

VENEZUELA.  AFP.   Las dos cajas negras de un avión que se estrelló el jueves en los Andes venezolanos fueron encontradas ayer por socorristas, que luchan contra el clima en labores de rescate de los cuerpos calcinados de las 46 personas que murieron cuando la nave se desintegró.

 

 Los aparatos son el ‘flight data recorder’, que tiene “información de equipamiento electrónico de la aeronave”, y el “‘voice data recorder’, que graba las conversaciones que tuvieron los pilotos interna y externamente”, dijo el director del Instituto de Aeronática Civil, Ramón Viña.

 

 Los socorristas también han localizado los primeros restos humanos, informó el sábado el director nacional de Protección Civil, el general Antonio Rivero.

 “Ya tienen varios cuerpos que han sido recuperados y ya los tienen en un lugar listos para poder ser trasladados a Mérida y para la identificación correspondientes con los expertos y médicos forenses”, dijo el director nacional de Protección Civil general Antonio Rivero. 

 

El número de socorristas, forenses y antropólogos en el terreno en la cordillera se elevó a 48 y su actividad de rescate se prolongará hasta el próximo mañana, dijo.