Cámara de Comercio de La Vega demanda construcción de obras

POR RAFAEL ARACENA V.
LA VEGA.-
El presidente de la Cámara de Comercio y Producción de La Vega, ingeniero Juan José Alorda, pidió al Gobierno la terminación de varias obras importantes y la concesión de otras facilidades para el desarrollo de esta provincia.

Entre las obras cuya terminación solicitó Alorda figuran la carretera que une a Jarabacoa y Constanza, calificada por los moradores de ambos municipios como “inaplazable”, que tiene 26 kilómetros, así como el tramo Constanza-El Abanico y los acueductos de Jima Abajo, Jarabacoa y Jumunucú.

Además, la presa de Guaigüí, obra que ha originado intensas polémicas, debido a que el Comité de Defensa de esa localidad se opone a la construcción de la misma, alegando graves violaciones de los derechos de los campesinos del entorno, así como a especificaciones de orden ecológicas, sociológicas, ambientales y en el aspecto económico.

El dirigente comercial agregó que la terminación de la presa garantizará el suministro de agua potable a la comunidad, así como energía eléctrica a la red nacional energética, además de ser un control efectivo a las inundaciones que periódicamente producen las crecidas del río Camú.

Añadió que el embalse vendrá a ser “un magnífico eje de desarrollo ecoturístico”.

Otro eje turístico, por su valor histórico, sería la revalorización de la Villa de la Concepción de La Vega Vieja, declarada Patrimonio de la Humanidad, en cuyas centenarias ruinas yace una “magnífica fuente de riqueza cultural, arqueológica y de desarrollo sostenible para esta provincia”.

Solicitó al Presidente Leonel Fernández que haga realidad un sueño acariciado durante muchos años por la comunidad vegana y otras zonas cercanas a esta ciudad, que abogan porque se les dote de una extensión de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

Estimó que de esta manera aumentaría el número de técnicos y profesionales que garantizarían el desarrollo de esta zona y aumentaría las posibilidades de estudios de miles de jóvenes.

También solicitó el apoyo oficial cada vez más amplio a la producción arrocera, ya que, según estimó, La Vega aporta el 40 por ciento de la cosecha del cereal a nivel nacional. Pidió que ese aporte sea considerado de “alto interés nacional”, fortaleciendo programas como el de la pignoración.

Alorda manifestó que la obras expuestas y otras fueron aprobadas e incluidas en el programa de inversiones públicas del año 2006.