CNDH califica como intolerable doble asesinato; pide justicia

p14

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) condenó ayer el doble asesinato de dos comunicadores en San Pedro de Macorís, y puso su equipo de abogados a disposición de los familiares de ambos para que, una vez apresados los responsables, se constituyan en querellantes y actores civiles en el proceso.

El presidente de la entidad, Manuel María Mercedes, no descartó que la muerte del empresario radial Leonidas Martínez, y el locutor Luis Manuel Medina Pérez, ocurrida mientras laboraban en la Emisora FM 103.5, se trate de un atentado a la libre expresión y difusión del pensamiento, lo cual dijo, es inaceptable.

“Yo que conocía al director de la emisora durante 20 años y que sé que era un hombre de bien en esa provincia, al igual que el joven periodista, puedo apostar mucho a poquito que se trata de un hecho para tratar de silenciar sus voces y enviar un mensaje a los medios que como ese, transmiten denuncias e informaciones que afectaban intereses”, dijo Mercedes.
Recordó que fueron los hoy fallecidos quienes denunciaron la contaminación de que estaba siendo objeto una laguna por parte de una empresa textilera que fue clausurada y multada por el Ministerio de Medio Ambiente.

Dijo que la sociedad no puede quedarse callada ni dormida ante un hecho sin precedentes como este, y demandó de las autoridades llevar las investigaciones hasta las últimas consecuencias para que a los responsables se les aplique todo el peso de la ley.
Reclaman por oficial asesinado. El vocero de la CNDH acudió ayer a la Procuraduría general de la República, adonde acudió a reclamar también el esclarecimiento del asesinato del segundo teniente de la policía Genaro Javier Araújo, ocurrido el 13 de mayo del 2016 en Bonao.

Refirió que el oficial se encontraba de servicio y fue impactado por dos disparos dentro del mismo vehículo de la Policía, sin que hasta el momento se haya establecido responsabilidad alguna.
Los familiares de Javier Araújo que acompañaron al presidente del CNDH se quejaron de que las comisiones que han investigado el caso no los han visitado, y que las informaciones que le han ofrecido no son satisfactorias.