Cocina
Quesos blandos, para una cocina delicada

Por su delicado sabor, los quesos blandos son un ingrediente muy apropiado para platos que ameriten una suave contextura.

Así, los clásicos, como el Brie, son deliciosos con fruta al final de una comida, o con pan, para un tentempié. Los quesos blandos pueden servir de base para mousses, aliños, salsas, rellenos de sandwiches, o incluso para cubrir tartas.

Como casi todos los quesos frescos y blandos son  poco ácidos,  y son muy adecuados para postres, con la ventaja de contener menos calorías que la nata.

Los quesos blandos van desde los más simples y conocidos, como el requesón, hasta los aristócratas, como el Camembert y el Brie.

Evidentemente, no todos los quesos blandos son adecuados para cualquier fin; por lo tanto debe saber cuándo usarlos.

Los grasos de doble crema con sabores son muy buenos para untar o en canapés.

El Boursault es un queso francés de buen sabor, muy bueno para postre con fruta o con galletas saladas.

El Caboc, queso escocés  es bueno con galletas.

Recetas

Duraznos rellenos de queso

4  duraznos/ melocotones partidos por la mitad pelados y sin carozo

1 ramita de canela

4 tazas de agua

Edulcorante a gusto

4 cucharadas de queso blanco descremado

Unas gotas de esencia de vainilla

Preparación.  Primero coloque  los duraznos, el agua y la canela en una cacerola. Cocine  a fuego mediano por 15 minutos. Escurra y enfríe. Luego mezcle  bien el queso blanco con las gotas de esencia de vainilla y edulcorante a gusto. Rellene con esta preparación las mitades del durazno y sirva de inmediato. Es un exquisito postre si buscamos agregar a nuestra dieta platos bajos en contenidos calóricos y en colesterol. El durazno o melocotón es un diurético, laxante, facilita la digestión y colabora con la limpieza de los riñones y de la vesícula biliar.

Canapes de tartar de queso fresco

500 g queso cremoso

250 g queso cremoso de cabra

250 g queso de Roquefort

300 g nueces

300 g pistacos (pueden sustituirse por perejil y cebollino picado)

Hojas de parra o hiedra para decorar

tostadas redondas pequeñas para servir

Preparación.  Divida el queso cremoso en dos partes. Bata la mitad del queso cremoso con el de cabra y la otra mitad con el de roquefort. Refrigere una hora cada crema. Pele y pique por separado las nueces y los pistachos o las hierbas. Saque los quesos de la nevera y con ayuda de una cuchara redonda de fruta forme bolitas  y vaya  rebozándo los de queso de cabra en los pistachos o hierbas y los de roquefort en las nueces. Disponga en bandejas formando un racimo y adorne con hojas de hiedra.

Quesos blandos, alimentos que contienen un alto valor nutritivo
El queso como alimento es muy completo gracias a su contenido en proteínas; lípidos; minerales como el fósforo y el calcio, sobre todo los de pasta dura; y buena parte de las vitaminas de la leche fresca, así como numerosas vitaminas de los grupos A, B y C. Concretamente, los quesos de pasta blanca y, especialmente, los que incluyen hongos internos, son ricos en vitamina B.

Entre los más  adecuados para preparar platos gourmet
Entre los quesos más adecuados para la cocina los blandos suelen encabezar la lista. Estos quesos, con un poco de mantequilla, se derretirán y se extenderán mejor.

Los quesos blandos y frescos se usan básicamente para ser batidos y aplastados para formar pasta y cremas. Sobre todo el queso fresco es ideal para mejorar una salsa, dar cuerpo a un flan, a un soufflé o a unos huevos. Destacan el Burgos, el Cervera y el Vilallón.

Consejos

Conservar tomate
Para que el tomate le dure más tiempo cubra la capa superior del tomate  con aceite de oliva y colóquelo en  la nevera.

Las verduras
Para limpiar las verduras se deben pasar primero bajo la llave mientras se frotan con un cepillo de cerdas finas,   para eliminar toda la tierra. Si su consistencia no permite el uso del cepillo, lo mejor es lavarlas repetidamente  cambiando el agua. Puede utilizar un poco de vinagre para desinfectar mejor.

Las frutas 
Procure consumir las frutas la primera semana después de adquirirlas para que no pierdan su valor nutritivo. Guárdelas en la parte inferior de la nevera, así no se arrugan, trate de sacarlas unos minutos antes de comerlas.

Qué  tomar

Batido de chocolate negro con ron

Helado de chocolate negro

Una tableta de chocolate puro

Leche

Ron

Preparación. Bata el helado con la leche hasta que esté semi-líquido. Ralle el chocolate y  mezcle con el batido. Añada un par de gotas de ron y bata bien.