Coctelera

Saluditos muy cordiales para usted y los suyos, apreciado Magino de mi sesera. Para comenzar el día, muy buena la designación hecha por el presidente Leonel Fernández: el licenciado Silvio Herasme Peña, embajador en Colombia. Herasme Peña es un veterano periodista, de muy largo ejercicio, fundador y director del desaparecido diario La Noticia y reportero, en sus inicios, en el Listín Diario y El Nacional. Fue el embajador de la primera administración Fernández nada menos que en Haití, una zona siempre conflictiva. Y ahora lo sueltan en Colombia, que no es un flaicito fácil. Congratulaciones al apreciado colega y amigo y mucha suerte en el ejercicio de sus funciones…

“Quirino es ya el soldado desconocido”. Farmacia Mella…

Nuestro total respaldo al Instituto Dominicano de Telecomunicaciones (Indotel) en su campaña para luchar contra los ladronazos que afectan los servicios de las empresas de cable. Esa es una labor que amerita el apoyo de las autoridades, pues no es posible que, impunemente, delincuentes sustraigan cables de fibra óptica y equipos de todas clases, dañando no solo la economía de las empresas sino afectando, al mismo tiempo, a quienes contratan y pagan los servicios de la televisión por cable. Incondicional respaldo a Indotel, pues, en su lucha contra la delincuencia, muy especialmente cuando tenga que romperle el silibín a “competidores” que compran efectos robados…

“¿Se habrá enganchado el mismo Quirino al Ejército y después se autoascendió?”. Farmacia Mella…

¿Le rompieron la parpatana al presidente Lucio Gutiérrez en Ecuador? La verdad es que en la nación sudamericana el avispero nunca está tranquilo. Malo eso de derrocar un presidente constitucional, aun cuando la guardia golpista y los políticos más golpistas aun traten de preservar la imagen institucional juramentando a un vicepresidente que no se quiere hundir con el barco en que era segundo de a bordo…

Encendieron las luces del Faro al Descubridor de América. Fue en ocasión del día mundial de la “física iluminada”. Mientras tanto, centenares de miles de dominicanos “festejan” cada día la fecha de la “física apagada”…

El director de Migración, muy contentito él, da cuenta de que este añito han repatriado 15,000 haitianos. Sería interesante, don Magino, averiguar cuantos han entrado, para entonces establecer la pequeña diferencia. No, por nada…

Aduanas le da con banda al contrabando de bebidas alcohólicas, especialmente al whisky. Por cierto, Maginito, no se si usted estará enterado de que hace dos añitos, un importador legal de scotch, representante de una firma, tuvo que retirar del mercado toda la bebida vendida, para cambiarle los sellos, pues los contrabandistas habían metido aquí alrededor de 25,000 cajas de doce botellitas cada una. ¡Y después nos relajan cuando pedimos que se establezca el Día del Contrabandista y se instaure, además, la Orden del Contrabando…

El síndico de Santo Domingo Oeste, Domingo Peña, es un diablazo a caballo. Aspira arrestar a todos los conductores que violen la luz roja. Le deseamos suerte y, sobre todo, una cárcel más grande que el estadio Quisqueya, pues aquí la luz de los semáforos la respeta una minoría que es calificada de pendeja. Imagínese usted, mi querido Magino, se busca respeto para la ley de tránsito en una sociedad que no quiere respetar el derecho a la vida…

Quienes concibieron el edificio para la Suprema Corte de Justicia y la Procuraduría General de la República fallaron en algo: la falta de un buen salón de baile para festejar el Día del Poder Judicial. Ese salón pudo hacerse con piso de tabloncillos, vitrales por pipá y luces ultra modernas. Decorarlo no hubiera sido problema, pues para eso el dinero sobra. Donde falta es en los hospitales y en las escuelas. Y en las cárceles en las cuales languidecen presos preventivos a la espera de un alma caritativa que haga justicia. De todos modos, Maginito, a esa pobre gente se le puede decir “no desesperéis” que algún día ahorcan blancos…

Me dijeron, viejo verde, que en la decoración del edificio de la Suprema se gastaron, nada más que en cortinas, la sumita de 17.3 millones de los hediondos. Y después criticaron al Doctor cuando toleró que en su gobierno se construyera el edificio del Banco Central, otro lujo de película para guardar dinero podridito…

Dizque la novela que más se venderá en la Feria del Libro será una que presentará la Farmacia Mella y que se intitula “Nadie Conoce a Quirino”. Vale.