Coctelera

No sé,  a ciencia cierta, si los líderes políticos dominicanos han comprendido la magnitud de la crisis, prácticamente global, que provoca el alza en los precios de los alimentos, crisis que alarma hasta el propio secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. No sé si nuestros líderes, de gobierno y de oposición, analizan el significado de las constantes elevaciones en el valor del barril de petróleo.

Ignoro si están enterados de que Brasil prohibió las exportaciones de arroz. Desconozco si están en conocimiento de que Tailandia y Vietnam recortaron, considerablemente, sus exportaciones del cereal, que alcanza la cifra récord de 960 dólares la tonelada…

¿Conocerán  que poderosos supermercados del Coloso del Norte racionan la venta de arroz a sus clientes? Los oigo gritar por el alza de los precios de los alimentos, pero nunca los escucho hablar, desapasionamente, de los problemas que se generan con el maíz, la soja y los aceites vegetales. Como tenemos elecciones presidenciales el próximo 16 de mayo, cada partido, cada conglomerado político pesca en río revuelto. La culpa de todos los males la tiene el gobierno y el pueblo, la eterna parte húmeda, sigue sumido en la ignorancia de cuanto pasa en el conflictivo mundo de hoy, seminarcotizado por la verborrea de político que, a fin de cuentas, solo ofrecen “más de lo mismo”…

Mire, Maginito,  en cuanto a esta campaña se refiere, solo el candidato de izquierda Guillermo Moreno ofrece un mensaje un tanto fresco, desprovisto de la chabacanería a que nos han acostumbrado nuestros líderes tradicionales. El momento que se vive hoy, mi querido Magino, es extremadamente difícil y si no se busca una solución satisfactoria con el concurso de todos, pues a Dios que nos tome confesados…

¿Sabe usted  que en los países desarrollados, una familia solo destina el 18 por ciento de sus ingresos para la compra de alimentos? Y ahora agárrese, en las naciones pobres, como la nuestra, el 80 por ciento de sus ingresos de un hogar van destinados a la adquisición de alimentos; A todo eso añádale que el mundo cuenta hoy con la más baja reserva alimentaria de los últimos treinta años, en una época en la cual se ha probado sin temor a equivocaciones, que se consume más de lo que se produce….

No olvidemos,  Magino, algo que solo a los dominicanos atañe: cualquier hambruna en Haití constituye un gran peligro para nuestro país, pues los haitianos no se tirarán al mar. La razón lógica les indica que tienen que cruzar el Masacre en busca del sustento. ¿Y podremos soportar esa situación, cuando la nuestra no pinta abundancia?

Coctelera…

Muy bien ha hecho el presidente Hipólito Mejía al observar o vetar el proyecto de ley sectorial de áreas protegidas. Hay que felicitarse y felicitar al jefe del Estado por haber recapacitado para tomar una decisión correcta.

Mire, Maginito, la aprobación congresional del proyecto que mutila parques nacionales no solo había despertado protestas locales sino también internacionales, éstas últimas con peligrosas repercusiones sobre el futuro económico de la nación. El Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) lucían un tanto preocupados por la cuestión.

El embajador de los Estados Unidos y otros jefes de misiones diplomáticas habían pedido al gobierno que revisara bien los pasos a dar con este controversial instrumento. Y las Naciones Unidas y la Organización de los Estados Americanos no se anduvieron con paños tibios para condenar el proyecto. Instituciones locales expresaron su pesar. Inclusive un organismo de gobierno, la Secretaría de Medio Ambiente, mostró su desacuerdo con los legisladores. La decisión presidencial del pasado viernes devuelve la tranquilidad en esta materia, aunque sea temporalmente, dado que el presidente Mejía había dicho que promulgaría la ley cuando llegara a sus manos, sin importar que ésta hubiera sido modificada por los señores diputados y senadores. Ojalá que ahora los legisladores mediten bien el asunto y escuchen, en vistas públicas, todos los pro y los contra sobre el tema…

Con los camioncitos que recogen los desperdicios en Bella Basura, perdón Bella Vista, será la del carajo limpiar una zona en la cual, desde antes de las elecciones, los tanques estaban repletos de porquerías así como también parte de las vías de tránsito. Ojalá que esta vaganbudería no se repita, cuando menos durante cierto tiempecito…

Ahora hay quienes descubren que la flexibilidad de la ley es lo que atrae a famosos para divorciarse sin problemas en la República Dominicana. Propicia es la ocasión para recordar que esta cosita data de más de treinta añitos atrás. Cuando se propuso esta ley de “divorcios al vapor”, durante uno de los gobiernos del doctor Joaquín Balaguer, hubo gente que tuvo el tupé de señalar que el instrumento produciría al país más divisas que las exportaciones de azúcar. El Banco Central jamás ha dicho cuantos dólares entran al pasís por ese concepto. Lo que sí no se puede negar es que la ley de “divorcios al vapor” ha contribuido bastante al descrédito dominicano y que no son dos ni tres los fallos dados aquí que no se reconocen en los Estados Unidos, tras establecerse las vagabunderías locales. Esa ley, sin duda alguna, que ha beneficiado a unos cuantos jurelitos a sus canchanchanes y desde que llegó al Congreso Nacional, como proyecto, movilizó mucho alpiste, hasta el punto de que pasó por encima de las protestas públicas, incluyendo las de la Iglesia Católica al más alto nivel. Si la memoria no falla, Balaguer la “condenó” públicamente, aunque por lo bajito dijo que “esto no es conmigo”…

El martes, mi querido Maginito, se inicia la temporada ciclónica del 2004. Se prevén unas catorce tormentas. (Dios nos libre de ellas! Pero hay que tomar cuantas previsiones sean necesarias, para después evitar mayores lamentaciones. Ojo pelao con la orilla de los ríos. Y cuando se tenga que sacar gente de allí para proteger vidas, pues que no se ande con muchas contemplaciones con los guapotes y bocones que se resisten a abandonar sitios en que puedan hasta perecer. Si hay que dar tolete para defender vidas humanas, pues que se den. )O acaso no lo dan por pendejaditas?…

Una misión de alto nivel del Fondo Monetario Internacional (FMI) llega al país en la semana que se inicia hoy. Los especialistas visitantes revisarán el acuerdo suscrito con el país, acuerdo que está prácticamente detenido por fallas nuestras en el cumplimiento de algunas de las disposiciones acordadas. Es importante que este convenio se mantenga, pues la situación económica de la nación así lo reclama. El estancamiento, por otra parte, paraliza cuantos créditos internacionales, blandos, pueda conseguir el país en momentos sumamente difíciles. Veremos en qué para esta vainita…

Bien, Maginito, descanse un chin en domingo. Pero dése su paseíto en guaguas de la OMSA por toda la ciudad. Nunca se ha anunciado que ha sido derogada la disposición que establece que esos paseítos son completamente gratis.