Coctelera

”Por más chiquito  que lo pongan, siempre tienen que llorar”. Farmacia Mella…
”Ahora  que se habla de precios elevados, recuerdo a un presidente que dijo que él no ponía un huevo por cuatro pesos”. Farmacia Mella…

Pavel Isa Contreras,  el joven técnico dominicano que es el oficial nacional a cargo del Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha formulado unas oportunas declaraciones que deben tranquilizarnos un tanto: la República Dominicana no está entre los países más vulnerables al incremento de los precios internacionales de los alimentos, pues cerca del 80 por ciento de los productos demandados internamente son criollitos. Isa Contreras manifestó que el aceite vegetal, el trigo y el maíz son abrumadoramente importados y que el alza del precio del maíz nos afecta, pues el grano es fundamental para la producción de pollos y huevos, que representan el 65 por ciento de la proteína animal que consumimos. Debemos hacer caso a Isa Contreras cuando recomienda al gobierno fortalecer y expandir sus programas de asistencia alimentaria, focalizada a la población en situación de inseguridad para alimentarse. Y a mediano y a largo plazo, el técnico recomienda el incremento de la capacidad de producción y productividad agropecuaria…

El gremio médico  marchará el miércoles desde el Hospital de la Mujer hasta el Palacio Nacional y el viernes paralizará los hospitales del Estado por 24 horas, todo con los gastos cubiertos por los contribuyentes. Magino, estamos hartos de pedir al gobierno que se siente alrededor de una mesa con los representantes del gremio médico y discutan, como personas civilizadas, el pliego de demandas presentado por el huelgólogo Waldo Ariel Suero. Pero parece que este es un pleito entre seborucos…

Los huelguistas  afirman que tienen un plan de lucha de un año de duración. Allá ellos. Pero a lo que no tienen derecho los huelguistas es a colocar cadenas en las puertas de los hospitales. ¿O es que, acaso, los huelguistas adquirieron esos hospitales? También es un exceso que se ponga en dudas que sean médicos los profesionales que atendieron pacientes durante la última huelga en el Moscoso Puello. Se tiene entendido que el director de ese hospital es un hombre serio y responsable, que no va a poner en peligro la salud de quienes acuden al centro, entregándolos a profanos o a simples estudiantes. Es una lástima que esta situación se deteriore cada día más, por pura terquedad o necedad de los actores de un drama que a quien más perjudica es a los pobres que no pueden pagar en los centros médicos privados.