Coctelera

El doctor  Juan Arístides Taveras Guzmán (Títoles) brincó la tablita y del PRSC se pasó al bando leonelista. Me cuentan, Magino, que el presidente Leonel Fernández se tiró un discurso de una hora pronunciado por Títoles en su residencia. Taveras Guzmán fue canciller, secretario de Interior y procurador general, entre otros cargos, en la administración Balaguer. Otro reformista que cambió la casaca roja por la morada fue Atilio Guzmán Fernández, un antiguo presidente de la Cámara de Diputados en los días del Doctor…

Vale poner  en récord, viejo vagabundón, algo que dijo el caro colega César Medina el pasado lunes en “El Poder de la Tarde”: que el hoy peledeísta Johnny Jones le reveló que en el reformismo se hizo un sondeo para ver a quiénes consideraban los compatriotas como un líder que podría suceder al doctor Balaguer. El periodista-embajador manifestó que Jones le dijo que un 80 por ciento de los entrevistados respondió que Leonel Fernández. Jones, de acuerdo a lo que le expresó a Medina, retó al presidente reformista, Quique Antún, a que le desmintiera…

Magino  no alcanzo a comprender los motivos de preocupación del presidente del gremio médico, Waldo Ariel Suero, por las expresiones del presidente Fernández, en el sentido de que el gobierno buscaría la forma de contratar a los médicos al servicio del Estado para que laboren en un solo sitio. Claro, habría que pagar a esos profesionales un salario decente y digno. Ahora mismo, mi querido Magino, no son dos ni tres los médicos que trabajan en dos hospitales distintos y hasta en una clínica privada al mismo tiempo, todo buscando que el peso le rinda…

El huelgólogo  Ariel Suero considera que el gobierno proyecta despedir a muchos médicos y no entendemos por qué lo haría. Pero en un sistema de salud que prácticamente ha colapsado algo tiene que hacerse. Lo que no es posible es que un médico labore dos horas en cada uno de los dos hospitales en que presta servicios digamos con un salario de 20,000 pesos en cada centro y al mismo tiempo tenga que dedicar seis horas en un recinto privado por unos 25,000 cocos al mes…

Mire, charlatán  de aldea, en el Hospital General de la Plaza de la Salud y en Cedimat los médicos son contratados para trabajar a tiempo completo y se les paga un salario que se juzga correcto. Los médicos de allí, hasta donde se ha establecido, jamás han hecho protestas ni cosas parecidas. Se tiene entendido que en los hospitales del Estado de Los Alcarrizos y de Herrera impera el mismo sistema con resultados muy satisfactorios. Si ese sistema pudiera establecerse, a lo mejor Ariel Suero no encontrara carne fresca para sus huelgas.