Coctelera

http://hoy.com.do/image/article/330/460x390/0/5205B3F7-660D-4924-B763-69006FF7E84E.jpeg

¿Cómo está, mi querido Magino? ¿Va usted a la Junta Central Electoral (JCE)? Eso no tendría nada de raro, pues usted es abogado y un ultra militante político. Es decir, reúne las condiciones para ser miembro de esa Corte que, cada cuatro años, requiere que Agripino se convierta en “Cerrador”, después que los “notables” sirven como “preparadores de mesa”… 

Magino, me llama la atención que cuando se habla de mujeres que han ostentado u ostentan el poder, nadie se acuerda de la argentina Isabel Martínez de Perón, quien fue presidenta de la rica nación sudamericana. No, por nada. De igual manera, ¿quiénes pagarán a los “ministros” que acompañan a López Obrador en su “gobierno legítimo” mexicano?…  La pelota se pone buena cada día más. Ahora se da el caso de que el comercio “raciona” el azúcar y la culpa de esa vaina se le atribuye al proyecto de “rectificación fiscal”. No me joda usted la pista, viejo Magino, que todos sabíamos lo que pasaría con el azúcar refinado, pues ese es un show de cada año. Pero usted verá ahora, que autoridades azucareras culparán de la escasez a la especulación y tendrán la flema de dar cuenta de que en el 2007 no habrá necesidad de importar el dulce. Pero también se da el caso de que productos que serían gravados con el 16 por ciento de ITEBIS son vendidos como las quinielas, hay que convoyarlos con otros productos, independientemente de que sus precios de mercado han subido sin que la “rectificación” haya sido aprobada. Pero lo lindo del caso es que el secretario Vicente Bengoa afirma que no hay forma para que el gobierno controle los precios de esos artículos. El secretario señala que el gobierno carece de mecanismos legales para meter en cintura a los explotadores. Es posible que eso sea cierto, pero dejemos de lado la palabra “legales” y usemos nada mas los mecanismos. Bien, Maginito querido, si nos llevamos de lo que dice Bengoa, ni modo, nos requetejodimos… ¿Que los tiempos no cambian? Mire, viejo sinvergüenza, déjese de pendejadas. Tenemos que el presidente Leonel Fernández y su equipo económico celebran una junta para tratar de convencer a los empresarios de la necesidad de imponer la “rectificación fiscal”. Nananina de convencimiento, pues esa gente solo piensa en sus intereses, aun cuando la “rectificación” tenga puntos discutibles. Pero eso de esta reunión debería poner a pensar a cierto aspirante presidencial que habla de como el doctor Balaguer “escuchaba” pareceres antes de tomar decisiones. Mire, Maginito, con el Doctor no se podía joder mucho el parto. Recuerde usted, entre otras cosas, que el Doctor impuso un arancel por virtud de un decreto y cuando quería algo iba a la búsqueda de un consenso, consenso de uno solito. Pero, viejo verde, cualquiera creería que ese es el método que gusta por aquí…   Maginito querido, no había comentado con usted la prisión del ex dictador Juan María Bordaberry, en Montevideo. A los 74 añitos, Bordaberry entra a la burra a la cual envió a tanta gente cuando tenía la mandurria. La justicia hoy le acusa de la muerte de cuatro políticos, entre ellos dos legisladores. Hay crímenes que vienen desde 1976 y los uruguayos, al parecer, entienden, y con sobrada razón, que las deudas de sangre jamás prescriben… Andy quiere una “reforma integral”. Y el Coctelero desea un “pan integral”. ¿Sabía usted que eso que usted compra en la mayoría de los establecimientos comerciales como pan integral, de integral solo tiene el nombre? Averigüe y le dirán que la harina integral es algo que no aparece en este mercado. Pero como este es un país de una clientela de guanajos, coja, que el Sol cambia… Niki Fabianci, el coordinador residente de las Naciones Unidas en el país tiene más razón que el carajo: si el 20 por ciento de los más ricos del país tiene acceso al 60 por ciento de los ingresos de la nación, pues que ese veinte por ciento cargue con los mayores impuestos, incluyendo el de la vivienda suntuaria que pase de diez millones de pesos por unidad. No es justo fastidiar al que nada tiene para proteger a un grupito poderoso al cual los gobiernos, tradicionalmente, han tenido más miedo que otra cosa… El gobierno, el año próximo, hará sus pagos por medio del sistema electrónico. Bravo. Eso representará una buena economía para el Estado y un buen negocio para la banca, especialmente para la estatal de Reservas. Se tiene entendido que para el 2006 el gobierno había ordenado la confección de 5.0 millones de cheques y solo ha usado un poco más de dos. ¡Qué venga la electrónica y al carajo con los falsificadores, pero ojo pelao con los métodos sofisticados que usan los cuatreros! ¿O es qué en Pensiones nada pasó?