Coctelera

”Leonel  ha conseguido el apoyo de tantos artistas, que solo le falta lograr el respaldo de los Niños Cantores de Viena”. Farmacia Mella….

Mi querido Magino,  no le parece a usted que ante tanta podredumbre, el emblema político dominicano debería ser una bacinilla? No, por nada. Fíjese usted como son las cosas. Ahora tenemos que el ex dirigente perredeísta Hatuey Decamps declara, públicamente, que el entonces presidente Hipólito Mejía le compró treinta legisladores para que votaran a favor del restablecimiento de la reelección en la modificación constitucional del 2002. Eso permitió la repostulación de Mejía, fácilmente derrotado por Leonel Fernández, quien busca ahora cuatro añitos más en el carguito, amparado en el cambio introducido a la Carta Magna hace seis años….

Oído en Radio Bemba:  el político se entrevista con Pepito y le expresa sus simpatías. “Así que usted es el famoso Pepito, el de los cuentos!” Pepito se queda mirando fijamente al político y le responde: “Un momento, mi amigo, yo soy Pepito el de los chistes, el de los cuentos es usted”….

Magino,  tenga los ojos bien abiertos ante lo que ocurre en Haití y no le haga caso a los demagogos. La violencia ha estremecido el vecino país y masas hambreadas han sido reprimidas por tropas de las Naciones Unidas cuando han tratado de saquear campos y almacenes en busca de alimentos. Por cierto, viejo charlatán, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), ha hecho una advertencia a los dirigentes políticos mundiales para que, con carácter de urgencia, frenen el alza de precios de los cereales y otros productos de primera necesidad o tendrán que enfrentar más hambre y malestar social….

Haití,  amigo Magino, es el país más pobre del continente y digan cuanto digan los Doudou Diéne o Gail McDougal, es República Dominicana uno de sus principales soportes, al tolerar una migración de haitianos indocumentados que ni siquiera el gobierno nuestro sabe cuántos son. Sin dejarnos dominar por muestras de histerismo, entendemos que la línea fronteriza tiene que ser celosamente protegida pues no podemos soportar una nueva ola migratoria haitiana. Los dominicanos debemos socorrer a los haitianos en cuanto podamos, pero enfrentando la dura realidad: nuestro país está cargado de problemas económicos y sociales. Frente a la crisis mundial alimentaria no podemos cerrar los ojos, pues esa crisis, si no es yugulada a tiempo, provocará una inflación incontenible y la consiguiente escasez. Es, mi querido Magino, que a los países pobres como el nuestro, no los salvan ni Vickiana y El Torito cantando a dúo.