Coctelera

Comencemos  nuestro dialoguito de hoy, mi querido Magino, con un asuntito captado a través de Radio Bemba. Personas hasta ahora no identificadas sustrajeron, mejor dicho, se robaron, unos cuantos quintales de las muy cotizadas varillas y los vendieron a una empresa descentralizada del Estado. Los legítimos propietarios de las varillas investigaron e investigaron, hasta que establecieron la verdad de lo ocurrido.

Sus abogados se disponían a proceder como mandan las leyes, pero los verdaderos dueños de las varillas respondieron que dejaran eso así “pues nosotros no peleamos con políticos”. ¡Por eso estamos como estamos, por eso nunca progresamos, como hubiera cantado el inolvidable Milton Peláez!….

¿Qué hay  petróleo en el país? Bien, querido Magino, en vista de cómo solemos manejar nuestras riquezas naturales, cualquiera invoca el canto del poeta Juan Sánchez Lamouth, en el cual éste pide al “maldito petróleo” que si existe, que se esconda….

Magino,  hay que insistir en el problema alimentario. Ahora es John Holmes, el principal funcionario de las Naciones Unidas para los asuntos humanitarios, quien da la voz de alarma. Holmes dice, sin muchos rodeos, que el aumento continuo de los precios de los alimentos provocaría inestabilidad política en todo el mundo. Puso dos muestras: los violentos incidentes acaecidos en Haití y Egipto. Holmes afirma que el precio de los alimentos ha subido un 40 por ciento desde mediados del 2007 a la fecha. Y los países pobres son los que más sufren la consecuencia de ese gran problema….

El alto funcionario  de la ONU recuerda  que “el cambio climático” ha duplicado el número de desastres, de 200 a 400, solamente en dos décadas. El funcionario internacional afirma que la escasez de alimentos y el aumento en el precio del petróleo es una mezcla “sumamente volátil” y por eso presagia días muy difíciles para muchos gobiernos. Supongo, don Magino, que ya usted se dará cuenta de como está la vaina alrededor del mundo. Aquí, en este momento, no puede negarse el alza en los precios de alimentos básicos. Y es que no puede verse la realidad dominicana fuera del contexto mundial. La situación es más complicada de lo que cualquiera puede pensar, sobre todo cuando la ONU confirma la escasez mundial de trigo, de maíz y de arroz…

La Secretaría de Agricultura  venderá cuatro millones de libras de pollo a 29 centavos la libra, para presionar a la baja. El secretario de Agricultura, Salvador Jiménez, afirma que el alza en los precios del ave es producto de la especulación. ¿Y por qué no le rompen el silibín a los especuladores? El pueblo lo agradecería.