Coctelera

Buenos y buenazos sean los días para usted y los suyos, mi querido Magino. Sin duda alguna que la especie a comentar es la renuncia del secretario de la Presidencia, Danilo Medina. Y alrededor de ese hecho, nacen mil y una especulaciones, aunque la más socorrida es que el dirigente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) buscará la nominación presidencial, disputándosela al presidente Leonel Fernández.

Para comenzar, la dirección de Prensa del Palacio anunció que el gobierno no reemplazará a Medina en el tren administrativo. Vale recordar que la Secretaría de la Presidencia es un cargo que el finado presidente Joaquín Balaguer restituyó para halagar al mayor general Neit Nivar Seijas durante una de las “crisis” que confrontó con ese alto oficial. Pero Balaguer nunca le dio funciones. Desde los días en que el doctor Héctor García Godoy asumió el gobierno provisional, en septiembre de 1965, las funciones ejecutivas las ha desempeñado el secretario administrativo de la Presidencia. Pero el presidente Fernández dio importancia a la Secretaría de la Presidencia por Medina. Eso no puede negarse…  Mire, Magino, no hay duda alguna de que el presidente Fernández es reeleccionista. No pase por alto que en los días finales de su campaña electoral, el hoy mandatario, al referirse a la decisión de su partido, de proscribir la reelección en su programa de gobierno o asuntos estatutarios, manifestó que tuvo que “ceder” en ese aspecto de la cuestión. Aún cuando la Constitución permite la reelección, se tiene entendido que una convención peledeísta tendría que derogar la prohibición de esa figura, para permitir una repostulación del doctor Fernández, acorde con sus reglamentos…  ¿Qué Medina aspira la nominación? Eso no tendría nada de nuevo. Recuerde que ya Medina fue candidato presidencial y resultó vencido. No pase por alto, Maginito, que los nexos entre Fernández y Medina han sido muy respetuosos a través de los años. Medina ofreció un inestimable concurso a Fernández en su primer mandato, pero es evidente que el mandatario, al mismo tiempo, dejó un campo abierto a Medina para que fuera candidato en el 2000. La oposición, viejo querido, se dará gusto con las especulaciones y dará cuerda por todos lados para tratar de ahondar cualquier división que pueda surgir entre los dos líderes peledeístas. Pero es claro que no resultará fácil saber cuanto ha ocurrido…  Dígame una cosa, viejo verde, ¿usted cree que la reforma y rectificación fiscal no tocará a Medina por el hecho de haber dejado la Secretaría de la Presidencia? Esa rectificación recaerá no sólo sobre Leonel Fernández y su gobierno, sino sobre todo el PLD, su dirigencia y su militancia. Medina, al momento, es corresponsable de todo lo bueno y todo lo malo que pueda acreditarse al gobierno. Mucho se habla de que Medina controla las estructuras de poder del partido oficial. Es posible que así sea. Pero, viejo bandido. ¿pone usted en dudas el liderazgo del presidente Fernández en la masa peledeísta y cómo influye su figura carismática en el extrapartidismo, por más complicada que sea la situación económica actual?…  Además charlatancito de aldea, ¿descarta usted por completo que el presidente Fernández, pese a ser reeleccionista, pueda contemplar la posibilidad de no buscar la repostulación? En ese caso, ni modo, daría su respaldo a las aspiraciones de Medina. Y un Medina apoyado y por Fernández barrería, lo que no puede asegurarse si es el presidente actual quien desea seguir con la mandurria en las manos. De todos modos, amigo Magino, las especulaciones no cesarán en los días por venir. Así, pues, a esperar…  El amigo George Bush, presidente de los Estados Unidos, para quienes llevan anotaciones, le dieron par de tablazos: la elección del sandinista Daniel Ortega Saavedra a la presidencia de Nicaragua y los cocotazos de los demócratas para asumir el control de la Cámara de Representantes. ¡Qué siga mirando hacia Irak, para que afinque!…  ¿Qué los embarazos dejan traumas? ¿Traumas solamente? ¡Y muchísimos muchachitos!…  Santiago, según los mejores urbanistas del país, crece hacia arriba. No dude usted Maginito, que como decía Fidencio Garris, “Santiago es Santiago”. Santo Domingo, por su parte, creció en forma horizontal, desorganizada, y hoy no la salva nadie…  ¿Qué una mafia, en Finanzas, robó más de 50 millones de pesos en fondos de pensiones? A un día de cárcel por peso, serían cincuenta millones de días. ¡Larga vida para los ladronazos, pero tras las rejas!.