Coctelera

“¿Qué los tiempos  no cambian? Pregúntese que hubiera dicho el compañero Ho de un concurso de belleza en su querido Vietnam”. Farmacia Mella…

A usted,  mi querido Magino, le pueden gustar o disgustar las ejecutorias del presidente venezolano Hugo Chávez Frías. Algo, sin embargo, sobresale en este controversial gobernante latinoamericano: su espíritu de solidaridad hacia las naciones de este continente. El presidente Chávez Frías dispone de un arma cada vez más poderosa, el petróleo, y la ha empleado para auxiliar a países que no producen el cada vez más costoso oro negro pero cuyas economías dependen, en gran medida, de ese codiciado combustible…

Con el patrocinio  de Chávez Frías, Venezuela ha creado Petrocaribe, una entidad ya formada por diecisiete naciones, incluyendo a nuestra República Dominicana. Chávez Frías ni Venezuela regalan el petróleo. Pero han concebido, inteligentemente, un programa para auxiliar a naciones no productoras, facilitándoles el combustible en condiciones blandas. Los dominicanos podemos disponer de una cuota de 50,000 barriles diarios.

Se pagará un cuarenta por ciento de la factura y el restante sesenta por ciento se cubrirá en un período de veinticinco años con una tasa de interés de un uno por ciento anual. Si no fuese por ese plan solidario de los venezolanos, con su presidente Chávez Frías a la cabeza, la economía dominicana no se sabe dónde estaría en estos momentos. Magino, no es necesario ser chavista para comprender que el hábil gobernante tiene bien desarrollada la concepción de lo que es la solidaridad…

La Federación  Nacional de Comerciantes de la República Dominicana pide al gobierno que tome 15,000 millones de pesos de los fondos de pensiones de la seguridad social. El dinero iría al campo para la producción de alimentos. ¡Mucho cuidado, don Magino, que esos fondos no son del gobierno, son fondos de los trabajadores! Se sabe de distintos sectores que le tienen la vista echada a esos recursos y por eso continuamente se advierte que con dichos recursos no se juega. El gobierno, por su parte, ha sido muy prudente al no tocar ese dinero. Se sabe que esos fondos deben generar más fondos para enfrentar las pensiones de los trabajadores. Pero es muy importante que la dirección del fondo tenga la seguridad de que el índice de recuperabilidad de los dineros invertidos sea de un cien por ciento…

Decir  que esta capital tiene calles que parecen cráteres lunares ya no es noticia. Pero observar boquetes por doquier en la avenida Winston Chuchill no es una pendejadita. ¿Usted sabe lo que es tremendo hoyo prácticamente debajo de un semáforo?…