Coctelera

”El coronel  Osvaldo Cepeda y Cepeda no transmitió el trabucazo de Mella por encontrarse fuera de la ciudad”. Farmacia Mella…

No hay duda alguna,  mi querido Magino, que el presidente Leonel Fernández ayer gozó de lo lindo. Se comprende por qué dijo, ante la reunión de las Cámaras Legislativas, que el tiempo pasa muy rápido cuando se está en el poder y muy lento cuando se está en la oposición. Después que leyó su mensaje, el jefe del Estado invitó a los legisladores a que le acompañaran a un paseo en el Metro, paseo que fue ofrecido hace justamente un añito. Escoltado por el ingeniero Diandino Peña, responsable directo de la construcción de la primera línea del Metro, el mandatario y su esposa, doctora Margarita Cedeño de Fernández, caminaron desde el Palacio del Congreso hasta la estación del Metro del Centro de los Héroes, donde abordaron el sistema de transporte. Al presidente se le colocó en el lugar del conductor para que “manejara” en el viaje especial hasta la estación de Villa Mella, un recorrido de 14 kilómetros y unos metritos de ñapa…

Antes de iniciar  el recorrido, el Metro fue bendecido por Nicolás de Jesús Cardenal López Rodríguez. Centenares de personas penetraron a las bellas estaciones del Metro, valiéndose de las escaleras eléctricas allí instaladas. Los legisladores del PRD no asistieron al Congreso y los del PRSC se abstuvieron de viajar en el Metro. Al doctor Fernández no le sorprendieron las reacciones adversas a su discurso. Las esperaba. Pero ha debido compensar las críticas con el trato recibido en el viaje del Metro, especialmente al llegar a la estación de Villa Mella, llamada “Mamá Tingó”, donde centenares de personas allí congregadas le vitorearon en múltiples ocasiones…

No crea usted,  mi querido Magino, que al Metro dejaron de “piropearlo”. Desde el Canal 11, el geólogo Osiris de León le dio garrote al proyecto y se burló de que se dijera que técnicos extranjeros le certificaran al presidente Fernández que podía viajar en el Metro. De León ha sido un crítico permanente de la construcción de la obra. El costo de la primera línea del Metro no ha sido informado de manera oficial. Extraoficialmente se afirma que la inversión gubernamental puede llegar a los 25,000 millones de pesos, de los hedionditos, incluyendo los gastos incurridos en la capacitación técnica de universitarios enviados a España. Se espera que el Metro, a nivel comercial comience a operar en junio próximo.