Coctelera

Caro Magino, la muy buena transmisión del Casandra, por el canal 15, permitió botar el golpe a mucha gente el lunes en la noche. Sin duda alguna, Aidita Selman se anotó tremenda pata con la producción en bellos escenarios del Teatro Nacional. Y mención aparte de la conducción por parte de la siempre hermosa Milagros Germán: un derroche de glamour, sin chistes inapropiados ni cosas parecidas y tiró tela que fue un gusto. El último traje que lució, con tremenda transparencia, probó que no se necesita ser vulgar para estar a la moda y mostrarse bella y atractiva. De todos modos, el traje recordó una de las más populares obras del humorista español Alvaro de La Iglesia, “Todos los ombligos eran redondos”…..

Carlos Morales Troncoso, Leonardo Matos Berrido y Donald J. Reid Cabral se montaron en el carro peledeísta de Leonel Fernández. Encabezan, así, la facción del PRSC que no quiere vinculación alguna con lo que llaman “La Casa”. Un chusco comentó que la adhesión tan temprana del grupo reformista se debe a que están convencidos de que hay una especie de acuerdo no firmado para respaldar al presidente Hipólito Mejía en caso de que haya una segunda vuelta electoral para escoger al mandatario. El candidato presidencial Eduardo Estrella, según ese chusco, es de los pocos que cree en un PRSC para el segundo lugar en la tabla de posiciones…..

Maginito, ¡qué dura la puso Hipólito Mejía a los abogados del banquero Ramón Báez Figueroa, es decir, a Vincho Castillo y a sus hijos Juárez y Vinicio: digan todo lo que quieran alrededor de la quiebra fraudulenta del Baninter! Los abogados, al pedir que no se politizara el caso, dijeron que si se dicen las cosas que ellos saben, muchos dirigentes del PPH de don Hipólito irían a la cárcel. ¿Y ahora? ¿Se hablará o no se hablará? Espere el próximo capítulo de lo que mucha gente considera que es una de las grandes tragicomedias dominicanas…..

Mire, Maginito, se nos ocurre una idea tonta, como solía decir el maestro Rafael Herrera: ¿por qué no se invita, oficialmente, a todos los antiguos superintendentes de Bancos de los últimos catorce años, hasta que se intervino el Baninter, para que informen al país qué hicieron ellos en las inspecciones periódicas que se supone que realizaron u ordenaron? Podría invitarse a un seminario a ese gente, con asistencia especial de los ex gobernadores del Banco Central en el mismo período. El Banco Central podría costear el seminario. Total, saldría más barato que cuanto gastó para “ayudar” a la Serie del Caribe…..

Amigo Magino, como que le quieren llenar de agua el cuarto al amigo George Bush. Y no precisamente de agua bendita. Richard Clarke, un antiguo asesor de la Casa Blanca en materia de terrorismo, afirma que Bush ignoró informes que le fueron suministrados antes del 11 de septiembre del 2001. Clarke asegura que, después de la destrucción de las “torres gemelas” en un hecho terrorista que provocó la muerte de más de tres mil personas, Bush acusó a Irak sin tener pruebas a la mano. El especialista en terrorismo acaba de dar a la luz una obra en la cual señala que se informó al presidente, antes de la tragedia, que Al Quaida era “una amenaza inminente”. Clarke considera “escandaloso” el hecho de que Bush trate de reelegirse con alegatos de que ha hecho “cosas magníficas” contra el terrorismo. La Casa Blanca ha salido al paso a las acusaciones de Bush y nada menos que la influyente Condoleezza Rice le ha entrado a dos manos a Clarke…..

¿Se fijó en una cosita, Maginito? El lunes el dólar se vendió al 48 por uno. Se lo había dicho, que la semana comenzaría durita de verdad, pues la gente del oligopolio para la venta del dólar no juega. Los que juegan, hablando pendejadas sobre el tema, son algunos funcionarios gubernamentales que creen que todavía este país está tan lleno de guanajos como ellos piensan…..

Un viejo amigo me pregunta que si recuerdo los nombres de los jugadores dominicanos que hayan podido militar en los equipos cubanos de béisbol profesional de la desaparecida liga de ese país…..

Bueno, Maginito, eso no es una pendejadita, pues la memoria también se gasta. El béisbol profesional cubano, creo, desapareció tras el triunfo de la revolución encabezada por Fidel Castro Ruz. No recuerdo si se jugó en 1959-60; si se comenzó y luego se suspendió el torneo: si se jugó completo o si no se celebró el espectáculo. Hasta donde la memoria me permite recordar, Luis Báez (Grillo C) y Horacio Martínez, jardinero y torpedero, respectivamente, fueron refuerzos del Habana de Mike González. El mocano Juan Delfino García (Bragañita), intermedista, fue refuerzo en el Santa Clara, en una oportunidad que operaron dos ligas en Cuba. El béisbol profesional cubano, el más fuerte y mejor organizado del Caribe, era para los jugadores de esa isla y los norteamericanos. Eso sí, también recuerdo un refuerzo mexicano en esa liga, Chanquilón Díaz, un guardabosque que cerró filas con el Marianao.