Coctelera

“Ya tenemos  aviones Tucano. ¡A volar, joven!”. Farmacia Mella…

”Si los Súper Tucano  se pagan con un dólar por cada turista que aterriza en el país, ¿por qué no comprar bajo ese sistema un par de docenas de avioncitos?

Fritz Cineas,  embajador de Haití, expresó su gratitud al gobierno y pueblo dominicano por haber correspondido, rápidamente, con ayuda humanitaria tras el derrumbamiento de una escuela en el vecino país, tragedia que arrojó centenares de estudiantes muertos. El señor Cineas no dejó de expresar su disgusto en vista de que algún cabrón puso a circular el rumor malsano de que Haití había rechazado la ayuda dominicana…

Querido Magino,  en Nizao Abajo, San Cristóbal, unos 500 estudiantes realizan sus labores en una “escuela” que se considera un liceo vespertino, en el  kilómetro 7.5 de Palenque. La escuela tiene un solo baño y ya usted debe imaginarse el resto. Cabe esperar  que el ministerio de Educación se encargará de resolver este asunto a la mayor brevedad posible, pues 500 estudiantes no conforman una pendejadita. Y mientras tanto,  congratulaciones a maestros y estudiantes de ese plantel, pues estudiar en las condiciones descritas, lo menos que merece es una felicitación…

¡Qué espléndido  estuvo el Senado! La Cámara Alta aprobó un crédito por 96.3 millones de dólares para la compra de aviones brasileños; ratificó la aprobación de una emisión de bonos por 410 millones de dólares para la construcción de la Autovía del Coral y el Bulevar Internacional del Norte, y diez millones de dólares para la modernización y consolidación de la Dirección   de Impuestos Internos…

El ex presidente  de la República de China en Taiwán, Chen Shui-Bian, se encuentra detenido y con serias acusaciones en su contra. Cuando tuve la ocasión de preguntarle cómo enfrentaba el gobierno taiwanés la corrupción, recuerdo que me dijo que existía un mecanismo que hacía prácticamente imposible vulnerar los recursos públicos. Lejos tenía el Coctelero en esos días que sería precisamente con esos cargos más el lavado de dinero que sería acusado el señor Shui-Bian cuando abandonara la jefatura del Estado, aún cuando él y su alto  mando aseguran que todo se trata de un movimiento político para fastidiarlo. El señor Shu-Bian tendrá que fajarse, ahora, con los caballeros fiscales de anticorrupción, que por allí no juegan ni pendejean…

¿Qué pasa  con el huelgólogo Waldo Ariel Suero? Lo quieren serruchar de la presidencia del Colegio Médico. Es que no se puede joder tanto la pista y luchar contra tantas fuerzas superiores.