Coctelera

Cuando surge una crisis económica en la República Dominicana, las personas adineradas piensan en seguida en los recortes de personal. Hasta para eso es distinto el empresario José L. Corripio Estrada (Pepín) no solo uno de los más ricos del país sino también del área. Pepín Corripio maneja unas treinta empresas de su propiedad, que dan trabajo a unos nueve mil hombres y mujeres. Corripio Estrada considera que los empleados son como una familia “que no debe ser destruida por situaciones coyunturales”. Definió al trabajador como el capital humano de una empresa “y sin éste no se puede hacer nada”.

Corripio recuerda  que aún no ha cancelado el primer empleado o funcionario por razones de “economía ni lo vamos a cancelar”.

Corripio Estrada  fue introducido en el país por el señor José L. Corripio. Su padre se estableció en comestibles y fue bifurcando sus operaciones.

Hoy en día Corripio es uno de los más grandes importadores de efectos  electrodomésticos.

Con esos negocios en operaciones, Corripio se da el gusto de decir que opera con limpieza, satisfaciendo los requerimientos que formula Miguel Cocco Guerrero, un rosca izquierda que tiene el gobierno frente a la Aduana. Explicó que una empresa es como una familia, constituida por el capital y el trabajo.

Corripio habló al responder preguntas de periodistas en torno a las declaraciones que hizo el secretario de Interior y Policía, Franklin Almeyda Rancier, de que las cancelaciones masivas en las empresas privadas es lo que lleva inseguridad a la población.

Subrayó  que ningún empresario, aunque tenga mucho dinero, hace nada si no cuenta con un capital humano que lo maneje eficientemente.

Indicó  que el grupo Corripio tiene más de nueve mil empleados y que pese a la crisis no se ha cancelado a nadie “ni lo vamos a hacer, porque consideramos que estamos en el mismo barco tanto los dueños como los altos funcionarios y los empleados de más bajo nivel”.

Dijo que  los empresarios junto a los empleados deben capear el temporal de crisis juntos, como también lo estuvieron en las épocas buenas.

Corripio fue  entrevistado luego de concluir el enhestamiento de la Bandera en la escuela María Auxiliadora, del sector Loma del Chivo, del barrio 27 de Febrero, en ocasión de la celebración del Mes de la Familia y la No Violencia contra la Mujer.