Coctelera

¿Le gustó el carnaval, mi viejo Magino? Me refiero al desfile de ayer. Espero que sí. Y siga disfrutando del eterno carnaval dominicano, el político, donde se hablan tantas y tantas pendejadas y aparecen tantos y tantos redentores dizfrazados. Amén….

A propósito, Maginito, el secretario de Salud Pública, doctor José Rodríguez Soldevila, un viejo y querido amigo, se dio gusto en Salcedo al entrarle a dos manos al periódico HOY. Ese es su derecho legítimo. Como lo es, también, creer en el medio de comunicación que le venga en ganas. Nadie puede objetarle esa posición al ex aspirante a la nominación presidencial perredeísta….

Ahora bien, Maginito, nada nos obliga a aceptar como buenas y válidas las argumentaciones esgrimidas por el secretario Rodríguez Soldevila, en el sentido de que HOY es un periódico que, sistemáticamente, ataca al gobierno, para decir lo más chiquito. Mire, viejo vagabundo y charlatán de aldea, si repetir con datos que se presentan, que los hospitales del Estado están llenos de problemas, recogiendo juicios de médicos de Salud Pública, si decir que esos hospitales carecen de medicamentos, que equipos no se instalan, y más etcéteras que el carajo, si decir todo eso es atacar sistemáticamente al gobierno, entonces se ataca….

Rodríguez Soldevila habla de medios que retratan una cama en desorden y la muestran al público como prueba de anarquía. HOY no hace eso, pero sí puede que enseñe a más de una persona en una sola cama o a pacientes acostados en el suelo. Mire, Maginito, no vamos a perder más líneas con esta vaina, pues el secretario Rodríguez Soldevila tiene muy ocupado su tiempo en la campaña reeleccionista y por eso a lo mejor no puede dar una ayudita al problemota ese de los médicos que, en busca de aumentos salariales, anuncian una huelga de cinco días, huelga que nunca respaldaremos por abusiva y fuera de foco. Sin embargo, eso no significa que estemos en desacuerdo con las aspiraciones de los médicos, pues aquí cualquier boca de burro, en una simple inspectoría oficial, gana el doble o el triple que un galeno que se dedica a salvar vidas…..

Y del precio de los medicamentos, mejor dejamos esa vaina, para que en Salud Pública no aparezca algún ajusticiador de mosquitos diciendo que el alza es una manipulación….

Maginito, lo bueno de esta campaña electoral para escoger el presidente de la nación, se basa en señalar lo negativo de cada aspirante, lo malo de los antecesores y sucesores en el solio. Que usted no hizo nada, que usted sí sabe lo malito que se hizo, que patatín, que patatán. Es decir, se ofrece al elector que se elija al menos malo. No joda nadie. Por ejemplo, ahora se habla de que se recomendó la intervención del Baninter en 1999 y el gobierno de entonces no lo hizo. Pero, ¿por qué no lo hizo el del 2000 ó 2001? Y para terminar con ese temita, por ahora, dígame, Maginito, ¿por qué mejor los candidatos no se fajan a explicar al elector que harán para sacar al país del hoyo en que lo han metido? Y no me venga con la pendejuana de que es un hoyito….

Viejo sinvergüenza, se es injusto con Inespre cuando se afirma que las amas de casa se sienten estafadas por el hecho de que el arroz allí se les vende a doce pesos la libra. ¿Estafadas? Mire, viejito, Inespre regala el arroz a ese precio porque cuenta con un subsidio del Estado. La libra del cereal, en los establecimientos comerciales, está por encima de los veinte cocos y en los “especiales” es que baja un pesito y un chin. Pero a doce pesitos la libra, el arroz es una bicoca. Por cierto, Magino, ¿a cuánto asciende, por libra, el subsidio que los contribuyentes dan a Inespre, pues son los contribuyentes, con sus impuestos, quienes facilitan dinero al Estado, a diferente de lo que piensa una partida de funcionarios guanajos para una cosa y demasiado avivatos para otras….

¿Que solo había gas en dos envasadoras? No le digan eso al secretario Rodríguez Soldevila para que no crea que se ataca sistemáticamente al gobierno por el problema de los combustibles. ¿Que Santa Bárbara está en ruinas? ¿Y qué? ¿Que en la iglesia de esa barriada bautizaron al patricio Juan Pablo Duarte? ¿Y qué? Mientras tanto, Maginito, en la George Washington y en la Bolívar sigue el adoquinamiento. Y se hacen placitas de lo más que se yo en distintos puntos de la ciudad. Y se tumban árboles fuñones para sembrar de los buenos. Y muchísimos haitianos consiguen trabajo para picar donde se colocarán los ladrillos. No se queje no fuña tanto la pista, que los Cabildos también tienen sus “prioridades”, en vez de estar pensando en pendejadas de la ciudad colonial. Por cierto, don Magino, ¿y en qué está el Patronato de esa ciudad? No, por nada.