Coctelera

“La ley va como quiera, con presupuesto o sin presupuesto”. La categórica declaración fue formulada por el doctor Salvador Ramos, presidente de la Cámara Contenciosa de la Junta Central Electoral (JCE), al referirse a la Ley de Primarias. Nos alegra el pronunciamiento del doctor Ramos. Y lo ideal es que el magistrado conduzca el proceso sin presupuesto. Dado que la Ley de Primarias puede aplicarse con o sin presupuesto, de acuerdo a garantías ofrecidas por quien tiene que saber cuanto dice, lo más oportuno es ahorrarle el dinerito a los contribuyentes y destinarlo, luego, a cuestiones más importantes, digamos, a coadyuvar en la búsqueda de soluciones a pequeños problemitas en los campos de la salud y de la educación. Ya lo sabe el gobierno central. No hay que aflojar lana para la Ley de Primarias pues ese controversial texto puede aplicarse sin sacrificios fiscales. Gracias al doctor Ramos…..

El agrónomo Eligio Jáquez votó en contra de la reelección presidencial. Es decir, asume ahora una posición contraria a la que defendió durante los últimos cuatro añitos. El jefe del PPH explicó que todo es una cuestión “coyuntural”. Por tanto, a lo mejor mañana vuelve a ser reeleccionista. Cosas de la política dominicana, mejor dicho, de la politiquería quisqueyana…..

Mi querido Maginito, el amigo y colega José Pimentel Muñoz me informa que el viejo y querido amigo José Pardo Llada visitó ¡Cuba! Tras una ausencia de cuarentaidós años de su tierra natal, Pardo Llada viajó a La Habana y El Tiempo, de Bogotá, anunció que esta semana revelará pormenores de la visita. Pardo Llada fue amigo del presidente comunista cubano Fidel Castro Ruz desde los días en que el estadista era un seguidor del Partido Ortodoxo de Eduardo Chibás, a quien Pardo Llada presentaba a través de emisiones radiales dominicales. Luego Pardo Llada siguió a Castro Ruz durante la lucha contra la dictadura de Fulgencio Batista. En 1962, Pardo Llada rompió con el gobierno castrista y marchó al exilio. Se estableció en Colombia. Adoptó la nacionalidad de ese país. Desempeñó funciones electivas y luego vino a la República Dominicana como embajador de Colombia aquí. Retornó a Colombia hace años y se estableció en Medellín. Pardo Llada fue columnista de HOY y en el país cultivó muchas amistades en distintas esferas…..

Bueno, Maginito, ¿en qué está la vainita esa de la revisión de los contratos de recompra de las acciones de Jode Norte y Jode Sur por el Estado? No, por nada…. 

Angel Lockward le da un formidable material de trabajo a la Superintendencia de Energía. Para comenzar, asegura que las distribuidoras calculan la tarifa eléctrica de los últimos tres meses con un 21 por ciento por encima de la tasa real del dólar. Las culpas de alterar, a su favor claro está, los cargos por mora y reconexión…..

Si a usted no le gusta mucho lo que dice Lockward, entonces fájese a leer las expresiones del arquitecto Leopoldo Espaillat Nanita (Polín), una persona que no se anda con muchos rodeos para decirle cuatro verdades a cualquiera. Polín asegura que el gobierno tiene que resolver el déficit financiero con la revisión de los contratos eléctricos y no con el aumento de las tarifas….. 

En varias zonas del país se disfruta en estos días de un clima muy agradable. Hay que tener cuidado para que no aparezcan salteadores que lo embotellen y traten de sacarlo del país….. Por cierto, Maginito, y ya que hablamos de salteadores, duro el consejo ese que ofreció Nicolás de Jesús Cardenal López Rodríguez: tolete contra los delincuentes. El obispo, de línea dura a tiempo completo, entiende que la delincuencia no se puede tratar con “paños tibios”. Sí, monseñor, ¡ni para los chichones!…

Ocurrió ayer tarde en la ferretería Cuesta, de Plaza Central, de esta ciudad: el marchante toma un rebanador de quesos, marcado en RD$78.00.  Se dirige a la caja a pagar.  Allí le notifican que cuesta RD$95.00. El marchante alega que en la góndola está marcado en RD$78.00. El joven y espigado cajero, esbozando una sonrisa riposta: “Debe ser que subió de precio y allí no lo marcaron”. Ahí se acabó el cuento. ¿Verdad, Magino, que todo baja?