COE disminuye a ocho las provincias en alerta

La Oficina Nacional de Meteorología informó que lloverá hoy y mañana

El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) disminuyó ayer de 15 a ocho las provincias que estaban en la alerta emitida por posibles inundaciones repentinas urbanas y rurales, crecidas de ríos arroyos y cañadas, y deslizamientos de tierra, porque las lluvias disminuirán en esas zonas.
Pero informó que continúan en amarilla, Duarte, en especial el bajo Yuna y verde La Vega, Samaná, Puerto Plata, Espaillat, María Trinidad Sánchez, Santiago y Monte Cristi.
El COE no rindió ayer reporte de daños.
La medida es continuada debido a que una vaguada sobre el canal del Viento, mantendrá las condiciones favorables para aguaceros con tronadas y aisladas ráfagas de viento, con mayor actividad hacia el mar.
En tanto, la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet) informó, que las lluvias continuarán hoy y mañana, de débiles a moderadas con tormentas eléctricas y ocasionales ráfagas de viento hacia el Noreste, Sureste, Norte, Noroeste y la cordillera Central.
Los chubascos son traídos por un sistema frontal y la humedad e inestabilidad generada por la vaguada pre-frontal.
Vigilancia. Debido a las lluvias que han ocurrido y las que se esperan, el organismo mantiene aviso por inundaciones y deslizamientos de tierra a los residentes en zonas bajas, próximos a ríos, arroyos y cañadas en las provincias Espaillat, Santiago, La Vega, Puerto Plata y Monte Cristi.
El alerta sigue además para Dajabón, Valverde, María Trinidad Sánchez, Duarte, Sánchez Ramírez, Monseñor Nouel, Samaná, Hato Mayor y El Seibo.
Onamet destacó que los aguaceros de mañana serán más intensos que los de hoy, con tormentas eléctricas y ocasionales ráfagas de viento hacia las regiones Noreste, Sureste, Norte, Noroeste y el centro del país, por el acercamiento de un sistema frontal y la vaguada que estará al sur.

Dijo que vigila un área de aguaceros y tormentas eléctricas, asociada a una baja presión al suroeste del mar Caribe próximo a Panamá con baja probabilidad (30%) de convertirse en ciclón en las próximas 24 horas.