COE disminuye nivel de alerta a 17 provincias; continuarán lluvias débiles

El Centro de Operaciones de Emergencia (COE) redujo hoy el nivel de alerta por las lluvias que desde hace dos semanas caen sobre el país, mientras comenzaron a regresar a sus casas los más de 4.000 desplazados que dejó la emergencia.

Las condiciones meteorológicas son todavía inestable, debido a la incidencia de una vaguada que persiste en la zona que carga  humedad, por lo que se prevé que se sigan produciendo lluvias débiles, con tronadas y ráfagas de viento, en especial en las regiones Noroeste, Noreste y Sureste, así como en la Cordillera Central y zona fronteriza.

Los aguaceros, de menor intensidad que durante los últimos días, podrían comenzar a disminuir de forma significativa a partir de mañana.

Las lluvias de estas dos semanas han causado la muerte de tres personas y otras dos están desaparecidas.

La situación de alerta pasó de roja a amarilla en las provincias de San Cristóbal, Bahoruco, Elías Piña, Dajabón, Montecristi, La Vega, Monseñor Nouel, Sánchez Ramírez, Maria Trinidad Sánchez, Monte Plata, San José de Ocoa, San Pedro de Macorís, La Altagracia, La Romana, El Seibo, Hermanas Mirabal y Duarte.

Al mismo tiempo, en las provincias Samaná, Santo Domingo, El Distrito Nacional y Santiago, el grado de la alerta pasó de amarillo a verde.

El último informe del COE indica que un total de 723 viviendas han resultado dañadas, mientras que once comunidades permanecen aisladas debido a la crecida de ríos y lagunas.