COE mantiene alertas para todo el país; reporta tres mil 138 desplazados y 10 comunidades incomunicadas

La Dirección del Centro de Operaciones de Emergencias (COE) informó que mantiene alerta roja para 21 provincias y en el Distrito Nacional, debido a que las condiciones del tiempo continúan dominadas por bandas nubosas asociadas a la tormenta tropical Isaac.

El fenómeno está ubicado a unos 265 kilómetros al sur de la ciudad de Santo Domingo, moviéndose hacia el oeste a 24 kph, y mantiene vientos máximos sostenidos de 75 kph con ráfagas superiores.

Las provincias en alerta roja son: Pedernales, Barahona, El Seibo, Hato Mayor, Monte Plata, San Juan de La Maguana, Sánchez Ramírez, Monseñor Nouel, Espaillat, Duarte, Independencia, La Altagracia, La Romana, San Pedro de Macorís, San Cristóbal, San José de Ocoa, Peravia, Azua, Elías Piña, Bahoruco, Santo Domingo y el Distrito Nacional.

En amarilla: Samaná, María Trinidad Sánchez, La Vega, Santiago, Hermanas Mirabal, Puerto Plata, Valverde, Santiago Rodríguez, Dajabón y Montecristi.

Tres mil 138 desplazados. El organismo reportó el desplazamiento de tres mil 138 personas, a refugios oficiales 143 y a casas de familiares y amigos dos mil 995.  

Daños. El COE notificó daños en las provincias: Samaná, La Altagracia, Pedernales, Barahona y San Cristóbal. 

De acuerdo al boletín emitido esta noche, en La Altagracia, Bayahibe, penetró el mar en una zona comercial.

También, En las comunidades de Los Patos, Enriquillo y Paraíso, de Barahona hay varias viviendas afectadas debido a que los vientos volaron sus techos.

Por otro lado, en Villa Altagracia, los puentes de las comunidades Lecheria, Catarey, Guananito, El Baden, Los Arroyones y La 59, han sufrido daños en sus aproches

10 comunidades incomunicadas. El Valle y Arroyo Seco (Samaná), por la crecida del río San Juan; Sonador, Palmar del Rio, Sabana del Rio, Platanal, Babari y Don Miguel Cocida (Sánchez Ramírez), por las crecidas de los ríos Cevicos y Maguaca; finalmente, las comunidades Los Cocos y Juancho (Pedernales), por la penetración del mar Caribe.