Colegio Loyola pone en escena el Nacimiento Viviente

http://hoy.com.do/image/article/476/460x390/0/708AD96C-3B83-4658-B542-DF91E07C6B1E.jpeg

Como cada Navidad, el  Colegio Loyola mostrará al público los días 18 y 19 del mes en curso su  Belén Viviente,  una experiencia espiritual y artística única, cuyo decorado,  actuaciones y  ambientaciones recrean el nacimiento de Jesucristo.

El montaje  del Belén está a cargo de la directora teatral del Colegio Loyola,  Wendy Queliz,  y de la Pastoral del centro educativo,   que junto con la  gran familia Loyola se han ocupado de la realización esta magnifica  escenificación.

El Colegio Loyola invita a la comunidad cristiana y al público a compartir, de manera gratuita,   la puesta en escena del Belén, en sus instalaciones,   los días 18 y 19 diciembre de este año 2009 a partir de la 7:00 p. m.

La idea de montar Belenes y de representarlos llega a ser popular gracias a San Francisco de Asís. Él fue el primero que empezó a utilizarlos como medio de difusión de la vida de Jesús. Gracias a él, diversas escenas de la Biblia llegaban a los fieles de manera directa y visual.

 La idea de que la familia Loyola realice ya por tres años consecutivo este tradicional nacimiento viviente es del  padre rector,  Francisco Lluberes, quien  visitó una ciudad en España,  donde todos los años presentan su belén vivo y se quedó encantado con la idea de realizar esta representación de la fe cristiana en la institución educativa.

El Nacimiento Viviente del Colegio Loyola es una experiencia espiritual,  donde el decorado, las actuaciones y las ambientaciones, recreadas con iluminación de  las antorchas, dan  un ambiente acogedor; lo mismo  los animales que rodeaban la vida cotidiana en Belén y  el olor a cera y a  incienso quemado,  que hacen aún más especial la visita al Nacimiento.

El  Belén,  situado en el polideportivo del Colegio Loyola, área techada con 900 metros cuadrados, será escenificado en 16 estampas divididas en distintos bloques de la vida y costumbres de la época, relatos de los evangelios de la infancia y situación política y social del momento.

El público verá  a José y María a lo largo de su recorrido en la ciudad de Belén,  además del tradicional pesebre, el castillo del Rey Herodes, la posada, la carpintería de San José, un riachuelo, el horno para hacer pan, e incluso varias casas del lugar. Podrá encontrar carpinteros, herreros, molineros, hilanderas, lavanderas, pastores y un mercado.