Colgar los cuadros es también un arte

http://hoy.com.do/image/article/31/460x390/0/92D76B94-3E1F-4D38-B6BF-81DF4CA650E8.jpeg

No sólo lo que se enmarca dentro de un cuadro es arte, también la forma de disponerlos en la pared forma parte de ese todo armonioso que nos da la sensación de belleza. Por eso se hace necesario colocarlos de la mejor menera y lograr un espacio visualmente hermoso. Lo primero es elegir el tipo de cuadro, el marco e incluso el paspartú del marco interior, los colores, y el sector de pared dónde ubicarlos.

Se debe decidir la cantidad de antemano: esto dependerá de las dimensiones, del espacio disponible, y además de la distribución. Si tenemos una pared de un pasillo lo mejor será colocar una hilera.

Planear la distribucion: esta actividad persigue crear un orden, desde lo más rígido geométricamente a lo más libre, todo es actual.

Decidir la altura: dependerá básicamente de la cantidad de cuadros. Si es único, lo más conveniente es centrarlo en el espacio disponible.

Determinar la forma y la ubicación: esto depende de la forma del espacio disponible (pared) y los elementos de mobiliario que acompañen la composición.

Lo más actual

Hoy destacan las siguientes formas: en hilera en los pasillos, con poca separación; en grupos, formando figuras geométricas, por ejemplo formando un cuadrado o un rectángulo. Nunca deben colocarse en forma de escalera, según señalan los expertos.

Se usan también las formas asimétricas, combinados con estantes, u otros objetos decorativos de pared; en grupo irregular, con diferentes marcos y tipos de cuadros. Otra opción es utilizar cuadros con fotos en blanco y negro, con marco negro.